El año pasado, la evidencia más obvia de la selección natural en marcha fue el “Desafío Tide Pod”, en la que personas tontas y crédulas se envenenaron a sí mismas voluntariamente para recibir algunos likes en las redes sociales. Bueno, pues 2019 apenas acaba de empezar y ya ha llegado la nueva tendencia estúpida, en la que la gente va por la calle, conduce y hace sus cosas con los ojos vendados para hacer vídeos “divertidos”.

Se llama el “Desafío Bird Box” y está inspirado en el reciente thriller de Netflix, Bird Box, protagonizado por Sandra Bullock. Su personaje y dos niños se ven obligados a emprender un peligroso viaje con los ojos vendados para evitar a una criatura paranormal que impele a la gente a suicidarse si la ve.

La película ha sido todo un éxito, con más de 45 millones de visionados por streaming en la primera semana, todo un record. Y ha inspirado todo tipo de memes y recreaciones. Lo que empezó como una diversión inofensiva, con gente con los ojos vendados chocándose contra muebles, se convirtió en algo más peligroso cuando empezaron a salir a la calle, poniéndose a sí mismos y a los demás en peligro.

Netflix ha respondido ante la popularidad del desafío, no animando a la gente para que deje de hacerlo (ya que es publicidad genial y gratis después de todo), sino pidiendo que tengan cuidado y no se hagan daño. Así que, ahí lo tenéis. Un servicio de streaming ha sentido la necesidad de recordar a la gente que no debería acabar en el hospital a causa de los memes. Bienvenidos a 2019, gente.

Image credits: netflix

Image credits: SkyWilliams

Image credits: Maligator138

Image credits: thehunterboggs

Image credits: Its_N8_Again

Image credits: chadopitz

Image credits: karelj

Image credits: SeanMastersons