Esta niña pequeña de 5 años se llama Breanna y sin querer ha conseguido crear una adorable escena digna de cualquier película de Disney, al dejar entrar en su casa en Pensilvania a esta amigable ternerita llamada Izzy para que se echara una cómoda siesta.

Billie Jo Decker, su madre, descubrió a la pareja abrazada, y la niña inmediatamente empezó a contar mentirijillas para que no le regañaran. Su madre se dio cuenta de la verdad, pero no pudo enfadarse al ver la tierna imagen de la niña y la ternera durmiendo juntas. ¡No te lo pierdas!

(via: dailymail)

Esto es lo primero que vió mamá al entrar en el porche de casa

La pequeña Breanna empezó a explicarle: ¡la puerta estaba abierta!

La ternera Izzy entró ella sola en la casa, porque quería mimos.

De ningún modo la trajo aquí Breanna para darle abrazos.

De ningún modo.

¿Ha quedado claro?

Breanna también dijo que había limpiado las cacas de Izzy

Pero mamá no se creía nada… ¡hasta que empezaron a darse mimos!

Izzy ha sido la mascota de Breanna desde que nació

Su madre la tenía junto a un pantano, y la ternera cogió una neumonía ¡Pero parece que ha encontrado un buen médico!