La mayoría no nos levantaríamos de la cama en mitad de la noche, salvo que seas uno de esos maldecidos con despertarse a las 3 de la mañana por razones misteriosas, pero esa es otra historia.

Finn Knudston tiene casi 2 años y una buena razón para ello. Su mejor amigo tiene 4 patas y duerme en el suelo de su habitación. Y la cámara de vigilancia muestra que Finn no es capaz de separarse de su boxer Brutus, ni siquiera durante 8 horas.

En el adorable vídeo, Se ve a Finn agarrando su manta en mitad de la noche, saliendo de su cama y uniéndose a Brutus en la alfombra para dormir juntos. Aunque Brutus apenas se mueve, Finn intenta ponerse cómodo, aunque tenga que usar a su amigo de almohada. Su madre, Paige, dice que “ya sea en la cama del perro, en la de Finn, o en el suelo, los dos siempre duermen juntos”, y la verdad es que es encantador.

Finn y su mejor amigo, el boxer Brutus, son inseparables hasta para dormir

Image credits: Kennedy News & Media

Image credits: Kennedy News & Media

La cámara nocturna captó el adorable momento en que Finn se escapó de la cama para unirse a Brutus en la alfombra

Después de que su madre encontrara a Finn acurrucado junto a Brutus, le intrigó saber cómo había ocurrido, y puso una cámara. El divertido vídeo mostraba a Finn acomodándose con Brutus durante 5 minutos, mientras que el perro de 4 años apenas se movía.

“Al principio, Brutus dormía en la alfombra frente a su cuna todas las noches,” cuenta Paige, y luego cuando Finn empezó a dormir en una cama, “Brutus comenzó a dormir junto a la cama cada noche, a su lado, para que no se cayera.” Cuando Finn comenzó a bajarse de la cama, Brutus empezó a dormir junto a el también.

Paige es enfermera de urgencias, y dice que Brutus siempre está con el pequeño porque “siente que necesita protección extra.”

Cuando estaba embarazada de 20 semanas, “el escáner mostró que el feto tenía un fallo cardiaco llamado transposición de grandes vasos.” Tuvieron suerte de descubrirlo antes de que naciera o Finn “no estaría aquí con nosotros hoy.”

Fue un desafío que el pequeño pudiera ir a casa con la familia. “Le pusieron el switch arterial cuando tenía 11 días, y tras 7 semanas, algunas complicaciones y una operación extra,” el pequeño recibió el alta. Paige dice que en ese momento fue “como si Brutus supiera que Finn necesita vigilancia extra, y siempre ha estado a su lado desde entonces.”

Aquí puedes ver el vídeo completo

Image credits: Dogtooth Media

Y esto es lo que dijo la gente sobre la adorable amistad: