Dicen que para los hombres, su hogar es su castillo. Quizá sea verdad, pero solo hasta que un gato se autoinvita y reclama el lugar como suyo. Y esto no es tan raro como piensas. Solo tienes que ir a ver el grupo de Facebook "Mi casa, no mi gato" y lo verás.

Tiene 40800 miembros que comparten constantemente fotos de los visitantes inesperados que reciben. Desde atigrados dormilones a pelirrojos juguetones, parece que explorar casas de desconocidos es algo universal para los felinos.

Echa una ojeada para conocer a todos estos intrusos, y si quieres más, cuando termines puedes ver nuestras publicaciones anteriores al respecto, aquí y aquí.

#1

Este gorrón apareció un día, no tenía chip ni dueño. Lloró y lloró hasta que le dejamos pasar. Es el mejor

Este gorrón apareció un día, no tenía chip ni dueño. Lloró y lloró hasta que le dejamos pasar. Es el mejor

Lisa Martin Reportar

Para aprender a acercarse a un gato desconocido, Bored Panda se puso en contacto con Lucy Hoile, especialista en comportamiento animal que se especializa en estas pequeñas criaturas traviesas.

"Baja a su nivel y extiende una mano ligeramente cerrada para invitarlos a conocerte", describió Hoile el primer paso. "Habla en voz baja para no asustarlos y dales tiempo para olfatear tu mano y demostrar que eres amigable".

"Si se frotan la cara contra tu mano, es una gran señal de que el gato está feliz de conocerte. Si se van, no están tan interesados; déjalos ir para que aprendan a confiar en ti", explicó Hoile.

#2

Esta mañana escuché maullidos lastimeros, me levanté y fui a buscar a mi gato

Esta mañana escuché maullidos lastimeros, me levanté y fui a buscar a mi gato

Pero mi gato estaba durmiendo en la cama. Abrí la puerta y me encontré a este peque. ¿Así se consiguen gatos nuevos? ¿Le ha invitado mi gato?

Val Rose Reportar

#3

Hace 2 meses nos adoptó un gato callejero. Hace 1 mes adoptamos un perro. Hoy ha aparecido este gato, como si dieramos comida gratis

Hace 2 meses nos adoptó un gato callejero. Hace 1 mes adoptamos un perro. Hoy ha aparecido este gato, como si dieramos comida gratis

Valerie Quintrell Reportar

Como puede ver, no todos los felinos que aparecen en "Mi casa, no mi gato" son callejeros. Algunos de ellos llevan collar y se sienten realmente cómodos con los humanos. Los dueños de mascotas a menudo están desconcertados sobre si deben permitir que sus gatos se aventuren afuera. Algunos lo hacen, otros no.

"Esta es una pregunta difícil de responder, especialmente porque las normas culturales y sociales varían en todo el mundo", dijo a Bored Panda la Dra. Marci Koski, consultora certificada en comportamiento y entrenamiento felino. "Por ejemplo, en muchos lugares, la gente no soñaría con encerrar a un gato exclusivamente en el interior (creyendo que es cruel tener gatos adentro), pero aquí en EE.UU., La gente a menudo mantiene a los gatos adentro por razones de seguridad".

#4

Es el gato del vecino, que dice que es salvaje y ya no es bienvenido en su casa

Es el gato del vecino, que dice que es salvaje y ya no es bienvenido en su casa

Lo cierto es que con paciencia y cariño se ha vuelto muy cariñosa y le encantan los juguetes

Gies Vivas Reportar

#5

No es mi casa, pero ese es mi gato

No es mi casa, pero ese es mi gato

Emma Jane Strong Reportar

Personalmente, la Dra. Koski cree que es una cuestión personal que depende de evaluar los riesgos y beneficios de dejar a su gato al aire libre donde vive.

"Comencemos con los beneficios: primero, los gatos evolucionaron durante decenas de miles de años para convertirse en animales depredadores; pasan sus días cazando y explorando. ¡El aire libre les brinda a los gatos el enriquecimiento físico y mental que necesitan! Es difícil reemplazar eso con un ambiente interior (aunque se puede hacer, con mucho espacio vertical, juguetes, tiempo de juego activo e incluso la adición de patios). Un gato que puede expresar sus instintos naturales en un ambiente enriquecido (como el aire libre) puede estar menos estresado y más feliz".

#6

Ese pelirrojo no es mio

Ese pelirrojo no es mio

Kaylee Hakkers Reportar

#7

Mi casa pero no mi gato

Mi casa pero no mi gato

Volvía cargada de la compra y se coló por la puerta. Vi que tenía collar y le puse una nota. Al parecer vive 4 casas más allá, ahora compartimos la custodia.

Joanne Gentzler Reportar

Sin embargo, también hay muchos inconvenientes en dejar salir a los gatos. "Dependiendo de dónde viva, su gato puede correr el riesgo de ser atropellado por un automóvil o quedar atrapado (involuntariamente) en el cobertizo o garaje de un vecino", explicó Koski. "Además, existen riesgos de morir o ser heridos por otros animales, contraer una enfermedad contagiosa, comer roedores que han sido envenenados e ingerir toxinas que se encuentran en anticongelantes o plantas".

"Menos graves (pero potencialmente mortales) son los riesgos asociados con parásitos como pulgas y gusanos. Tomé la decisión de mantener a todos mis gatos adentro; cuando era niña, perdí un gato por envenenamiento y otro por ser atropellado por un automóvil, y ahora no le están pasando esas cosas a ninguno de mis gatitos. Construimos un patio para que los gatos disfruten y puedan pasar un tiempo seguro al aire libre, pero esto conlleva dejar que su gato salga a un patio que ha sido preparado a prueba de gatos con vallas adecuadas. Enseñarle a usar un arnés / correa o incluso disfrutar de un cochecito pueden ser formas adicionales de permitir que su gato disfrute de estar afuera de manera segura. No todos los gatos (particularmente aquellos que han estado en el interior la mayoría de las sus vidas) quieren salir al aire libre, así que asegúrate de respetar los deseos de tu gatito".

En última instancia, la decisión es tuya, pero recuerda que un gato que deambule al aire libre probablemente consumirá sus nueve vidas más rápido. Es un tema controvertido, con pros y contras de ambos lados.

#8

Hace un mes mi gato Apollo trajo a casa un gatito callejero y le dimos la bienvenida

Hace un mes mi gato Apollo trajo a casa un gatito callejero y le dimos la bienvenida

Temika Jayne Reportar

#9

¿esto Cuenta?

¿esto Cuenta?

Alquilé una cabaña en el campo durante unos días, era preciosa, y la primera mañana apareció este gatazo a decirme que era el jefe

Sara Alves Reportar

#10

Mi casa, mi chimenea, pero no mi gato

Mi casa, mi chimenea, pero no mi gato

Jayne O'Connor Reportar

#11

Mi casa, pero no mi gato, ni tampoco mis patos

Mi casa, pero no mi gato, ni tampoco mis patos

Susan Glass Reportar

#12

Este pequeño se coló en mi casa en Febrero tras dejarme la puerta del patio abierta sin querer

Este pequeño se coló en mi casa en Febrero tras dejarme la puerta del patio abierta sin querer

Le falta un ojo pero no parece molestarle. Intentamos encontrar a sus dueños, pero no lo logramos, y ya nunca se marchó.

Tiffany Horne Reportar

#13

Este no es mi gato, lo oí subiendo por la escalera y apareció esta cara

Este no es mi gato, lo oí subiendo por la escalera y apareció esta cara

Claire Dyer Reportar

#14

No era mi gato, pero se convirtió en mio tras una infección de oido que me costó mucho curarle

No era mi gato, pero se convirtió en mio tras una infección de oido que me costó mucho curarle

Stacy Bernholtz Raasch Reportar

#15

Mi gato y sus amigos

Mi gato y sus amigos

Hobocat tampoco es mío, es silvestre, pero viene a comer. Luego se trajo a un amigo que también come. Y ahora empezamos con los ciervos

Jimmy Lynch Reportar

#16

Mi marido se despertó por la mañana temprano, escuchó un miau y se encontró a este peque en la cocina. Nos lo quedamos

Mi marido se despertó por la mañana temprano, escuchó un miau y se encontró a este peque en la cocina. Nos lo quedamos

Alison Branum Reportar

#17

Tupac, el gato de mis vecinos

Tupac, el gato de mis vecinos

CM Schulz Reportar

#18

Hace unas semanas, no era mi gata, pero se coló en casa y ahora creo que si lo es. Y sus futuros gatitos también

Hace unas semanas, no era mi gata, pero se coló en casa y ahora creo que si lo es. Y sus futuros gatitos también

April Kitchen Reportar

#19

Es mi bebé, mi carrito, pero no mi gato. vaya sorpresa

Es mi bebé, mi carrito, pero no mi gato. vaya sorpresa

Shelby Jenkins Reportar

#20

Mi coche, pero no mi agujero negro

Mi coche, pero no mi agujero negro

Era muy cariñoso, no quería dejarle marchar

Cole McLister Burns Reportar

#21

Mi casa, pero no mi gato, aunque diría que quiere serlo

Mi casa, pero no mi gato, aunque diría que quiere serlo

Amber Haglund-Pagel Reportar

#22

Finn, el gato mensajero que siempre vuelve. Dejo mensajes en su collar para sus otros dueños

Finn, el gato mensajero que siempre vuelve. Dejo mensajes en su collar para sus otros dueños

Joanne Gentzler Reportar

#23

Yo estaba leyendo un libro en casa de mi madre, y apareció este gato

Yo estaba leyendo un libro en casa de mi madre, y apareció este gato

Dudley Wright Reportar

See Also on Bored Panda
#24

Mi gata no me deja tocarla, no es cariñosa. Cuando la cuidó mi suegra, se dejaba coger en brazos. Al parecer, vino una doble suya

Mi gata no me deja tocarla, no es cariñosa. Cuando la cuidó mi suegra, se dejaba coger en brazos. Al parecer, vino una doble suya

Leighann Maynard Reportar

#25

Me he comprado una casa nueva y este es el primer vecino que me da la bienvenida

Me he comprado una casa nueva y este es el primer vecino que me da la bienvenida

Renee Marie Reportar

#26

Mi perro lo encontró en el jardín y lo ha adoptado

Mi perro lo encontró en el jardín y lo ha adoptado

Lo bañamos, le quitamos las pulgas y alimentamos, y ahora está durmiendo.

Rachel Floyd Reportar

#27

Mi casa, mi mesa, mi caja... pero no mi gato

Mi casa, mi mesa, mi caja... pero no mi gato

Kate Kirkpatrick Reportar

#28

Mi casa, pero no mi... ¿gato?

Mi casa, pero no mi... ¿gato?

Le dejamos comida a un gato callejero en el jardín que nos visita a menudo. El plato siempre está vacío, pero parece ser que este es quien viene a comerse las sobras

Alex Henninger Reportar

#29

Mi coche, no mi gato

Mi coche, no mi gato

Estaba debajo de mi coche, en muy mal estado y lleno de pulgas. Lo llevamos al veterinario enseguida.

Tiffany Hillson Reportar

#30

Mi porche pero no mi gato

Mi porche pero no mi gato

Jordan Patton Reportar

#31

No es mi gato, pero ahí estaba echándose la siesta cuando fui a por agua para regar las plantas

No es mi gato, pero ahí estaba echándose la siesta cuando fui a por agua para regar las plantas

Margaret Thompson Reportar

#32

Este gato Casanova del barrio, que no paraba de ligar con gatas, ha sido esterilizado. Y ahora hace yoga en mi salón

Este gato Casanova del barrio, que no paraba de ligar con gatas, ha sido esterilizado. Y ahora hace yoga en mi salón

Tangerine Bolen Reportar

#33

Ese es mi gato al que estaba buscando, pero esa no es mi casa

Ese es mi gato al que estaba buscando, pero esa no es mi casa

Paul Murray Reportar

See Also on Bored Panda
#34

Mi cocina, pero no mi gato

Mi cocina, pero no mi gato

Sue Bird Reportar

#35

Mi perro, pero no mi gato. Es un gato silvestre que pasa el rato por aquí. A nosotros nos tolera, pero a nuestro perro Kane lo adora

Mi perro, pero no mi gato. Es un gato silvestre que pasa el rato por aquí. A nosotros nos tolera, pero a nuestro perro Kane lo adora

Debi Brady Reportar

#36

Un día apareció y parece querer adoptarnos de verdad

Un día apareció y parece querer adoptarnos de verdad

Zo Chapman Reportar

#37

Mi nébeda, pero no mi gato

Mi nébeda, pero no mi gato

Stephanie Rosenbaum Klassen Reportar

#38

Mi casa y mi patio pero no mi gato

Mi casa y mi patio pero no mi gato

Andi Witster Reportar

#39

Mi casa, mi gato blanco y uno gris que no es mio, pero parecen llevarse bien

Mi casa, mi gato blanco y uno gris que no es mio, pero parecen llevarse bien

Dakota Rai Crawford Reportar

#40

Este es mi jardín. Estos no eran mis gatos, pero ahora sí lo son

Este es mi jardín. Estos no eran mis gatos, pero ahora sí lo son

Mamala, la madre, llevaba años por el barrio y por mi jardín, trayendo gatitos al mundo para enseñarles a cazar y demás. Nunca se dejó tocar. Un día, tuvo una camada de 4 y se quedó en mi jardín, y en invierno se colaron en el dormitorio. Ahora todos están esterilizados, ella y 2 de sus bebés viven con nosotros, los otros dos encontraron buenos hogares. Ella decidió que no quería ser callejera, y nunca quiere salir.

Barbara Markus Reportar