Si crees que el invierno ha llegado a tu ciudad, viajar a Oymyakon puede hacerte cambiar de idea, ya que es el pueblo más frío de la Tierra. La temperatura más baja que hayan tenido es de -67,7ºC, registrada en 1933, y la temperatura media durante el mes de Enero es de -50ºC. Por eso, este pueblecito ostenta el récord del lugar permanentemente habitado más frío del planeta. El fotógrafo Amos Chapple decidió  visitar Oymyakon desde Yakutsk (la gran ciudad más fría del planeta) en un viaje que le llevó 2 días para captar cómo es la vida diaria en este pueblo tan extremadamente helado.

“Cuando llegué al pueblo llevaba unos pantalones finos y hacía -47ºC. Recuerdo sentir el frío agarrando mis piernas físicamente, y también me sorprendió que a veces la saliva se helaba como si fueran agujas, pinchándome los labios”, explicaba el fotógrafo a weather.com.

El fotógrafo recuerda que lo más duro no fue el frío en sí mismo, sino que a veces el enfoque y el zoom de la cámara se quedaban congelados nada más sacarlos.

Más información en: amoschapplephoto.com (via: petapixel)

El mercado central de Yakutsk está lleno de carne y pescado, ya que es imposible cultivar nada allí

“La carretera de los huesos”, la única ruta hacia Oymyakon

Incluso el cartel del pueblo dice “Oymyakon, el polo del frío”

Una mujer camina junto a una casa congelada en el centro del pueblo

Una espesa capa de pelaje mantiene a los perros calentitos

Casi todos los inodoros se construyen en el exterior, ya que el suelo helado hace imposible construir tuberías en el interior

Este granjero local tiene que mantener a sus vacas calientes por la noche guardándolas apretadas en este granero

Sólo hay una tienda funcionando en Oymyakon, que provee a los habitantes de todo lo que necesitan

Los coches solo pueden aparcarse en garajes con calefacción. Los que están en el exterior tienen que permanecer en marcha o no se podrán volver a arrancar

Lo que mantiene calientes a los habitantes del pueblo es una planta térmica de carbón