Los estudios muestran que 1 de cada 4 niños sufren acoso escolar. Es un problema desgarrador que no siempre recibe la suficiente atención de la dirección del colegio, y los padres se tienen que ocupar ellos mismos. Esto es lo que le ocurrió a Aubrey Fontenot de Houston, padre de 3 hijos. Su hijo Jordan de 8 años, le dijo que sufría acoso escolar y en el colegio nadie le ayudaba, así que supo exactamente lo que tenía que hacer.

En vez de presentarse enfadado ante el abusón, llamado Tamarion, decidió pasar un rato con él y charlar. El padre preocupado consiguió ver lo que le pasaba al niño: Tamarion también sufría acoso escolar por no tener ropa limpia y no tener hogar. Aunque no hay excusa para lo que hacía, Aubrey supo que el niño necesitaba ayuda. Le compró a Tamarion ropa nueva y luego le sentó junto a su hijo para que hablaran. Poco después, ambos jugaban juntos a los videojuegos.

Aubrey publicó la historia en twitter y se volvió viral como ejemplo de lo que puede hacer un poco de compasión. Además, también creó una campaña de Go-Fund-Me para Tamarion, y en 4 días se recaudaron 24.210$ para su familia. Aubrey no solo evitó que su hijo siguiera sufriendo abusos, también ayudó a cambiar la vida del abusón. Aquí debajo puedes ver cómo se desarrolló esta inspiradora historia.

Este es Aubrey Fontenot de Houston, Texas, que se merece ser el padre del año

Su hijo de 8 años le dijo que sufría acoso escolar, y en vez de ir a enfrentarse al abusón, Aubrey decidió ir a sentarse con él y charlar

El abusón contó que también se meten con él por no tener ropa limpia ni un hogar

Así que Aubrey hizo algo inesperado: le compró ropa nueva

Luego le sentó junto a su hijo para que hablaran sobre el tema

Poco después, ambos niños jugaban juntos a los videojuegos

Aubrey creó una campaña de Go-Fund-Me para Tamarion, y en 4 días se recaudaron 24.210$ para su familia

Así reaccionó la gente: