No hay nada más conmovedor que leer historias de niños abandonados que al final consiguen un hogar con unos padres que los quieren. Vais a conocer a Luca Trapanese, un hombre italiano que desafía los estereotipos de paternidad, religión y familia en su país. En 2017, este hombre de 41 años adoptó a su hija Alba, que no tenía ni un mes. La historia de Luca se ha vuelto viral por varias razones, una de ellas que Luca es gay y soltero, y los servicios sociales italianos normalmente no dan la custodia a hombres solteros homosexuales. Luca contó a los medios que le dijeron que solo podría adoptar a un niño con problemas de salud o de comportamiento, pero eso no le asustó.

Más información en: Instagram

En 2017, Luca adoptó a la pequeña Alba

Image credits: trapaluca

Luca Trapanese, italiano de 41 años, adoptó a Alba cuando ella solo tenía 13 días de vida. La bebé tenía síndrome de Down y fue entregada en adopción a causa de ello. No fue fácil encontrarle una nueva familia, ya que 20 familias la rechazaron por su condición. Pero por suerte, llegó Luca y la vida de Alba cambió.

Desde que Luca tenía 14 años, había estado trabajando y siendo voluntario en organizaciones centradas en niños con necesidades especiales. También quiso siempre ser padre, pero esto era difícil, ya que era, y sigue siendo, soltero. Por suerte, en 2017 recibió permiso para adoptar, con una condición.

La niña tiene síndrome de Down

Image credits: trapaluca

Por eso, había sido rechazada por 20 familias

Image credits: trapaluca

Pero esto no asustó a Luca, que estaba decidido a ser padre

Image credits: trapaluca

El propio Luca había trabajado en centros para personas con necesidades especiales

Image credits: trapaluca

A Luca le dijeron que solo podría adoptas un bebé con necesidades especiales que hubiera sido rechazado previamente por familias tradicionales. Luca estaba feliz porque por fin iba a ser padre, lo que siempre soñó. “Desde que tenía 14 años, he sido voluntario y he trabajado con discapacitados, así que me parecía que tenía la experiencia y conocimientos necesarios para hacerlo,” dijo Luca a los medios.

En Julio de 2017, recibió la llamada que tanto llevaba esperando: el tribunal le informaba sobre una bebé disponible. Luca escuchó su historia  y sin dudarlo dijo que sí, y fue corriendo al hospital a conocer a su hija. “Cuando la sostuve en mis brazos, me sentí abrumado de alegría. Me pareció que era mi hija al momento,” contó.

Así que no temía los desafíos a los que se enfrentaría criando a Alba

Image credits: trapaluca

Sabía que tenía la experiencia y conocimientos adecuados para cuidar del bebé

Image credits: trapaluca

Desde que Luca tenía 14 años, había estado trabajando y siendo voluntario en organizaciones centradas en niños con necesidades especiales

Image credits: trapaluca

“Cuando la sostuve en mis brazos, me sentí abrumado de alegría. Me pareció que era mi hija al momento”

Image credits: trapaluca

“Era la primera vez que sostenía a un recién nacido. Antes de eso, siempre me había asustado. Pero cuando sostuve a Alba, supe que estaba listo para ser su padre.”

A día de hoy, la vida de Luca gira alrededor de Alba. Afirma que su hija ha “revolucionado su vida. Me ha traído felicidad y realización. Estoy orgulloso de ser su padre. Quería que ella fuera mi hija.”

“Estoy orgulloso de ser su padre”

Image credits: trapaluca