Mason es un niño pequeño de Reino Unido que ha sido recientemente diagnosticado con autismo, y tiene miedo de que le corten el pelo. Tanto, que a menudo salía corriendo cuando su peluquero, James Williams, se acercaba con las tijeras. Pero bajando las cosas al nivel de Mason, Williams no solo consiguió cortarle el pelo, también consiguió que Mason le diera un abrazo de agradecimiento.

“Los dos nos tumbamos en el suelo en silencio y el me permitió cortarle el pelo apropiadamente por primera vez, volví a conseguir algo importante en este trabajo que adoro,” escribió Williams en Facebook. Esperamos que Mason también esté encantado con su nuevo peinado.

Más información en: Facebook (via: themighty)

Créditos de las imágenes: James Williams

Créditos de las imágenes: Jamie Lewis