Este refugio de animales en Carolina del Norte pensó que tendrían problemas para encontrar un hogar a una de sus residentes, pero un anuncio poco ortodoxo ha servido para transformar a esta gata gruñona en una estrella.

Perdita tiene 4 años y es una gata de pelo corto que llegó al refugio tras la muerte de su dueño. El personal del refugio notó inmediatamente que era algo difícil tratar con ella… incluso después de evaluar su salud cuidadosamente, pensando que era agresiva por estar enferma, pero no era así. Perdita parece incapaz de decidir si quiere atención humana o no, y atiza a cualquiera que se equivoque con ella.

Sabían que había que ser creativos para encontrarle un hogar, así que decidieron ser lo más directos posible y se les ocurrió este anuncio donde no endulzan nada, porque la honestidad es la mejor política.

El refugio publicó este anuncio en Facebook

Image credits: MitchellCountyAnimalRescue

Image credits: MitchellCountyAnimalRescue

Image credits: MitchellCountyAnimalRescue

A pesar de esta publicidad de Perdita, el anuncio se volvió viral y llamó la atención de algunas personas dispuestas a enfrentarse al desafío. El refugio ha recibido más de 50 solicitudes para adoptarla, y las están revisando para encontrar el mejor hogar para la peor gata. A Perdita le da bastante igual toda esta atención.

El refugio publicó esta actualización

Image credits: MitchellCountyAnimalRescue

Image credits: MitchellCountyAnimalRescue

En los comentarios a algunos les pareció divertido el anuncio, y muchos mostraron su simpatía por la gata. Después de todo, seguramente Perdita está confusa y traumatizada tras perder a su dueño y salir del único hogar que ha conocido. A pesar de los esfuerzos del personal del refugio para que los animales estén cómodos durante su estancia, estar en un espacio confinado y ruidoso, rodeada de gente y animales desconocidos, es algo inherentemente estresante, sobre todo para los animales que solían vivir solos. Por desgracia, ese estrés puede evitar que un animal en un refugio muestre lo mejor de su personalidad, convirtiéndose esto en un círculo vicioso que dificulta el encontrar adoptantes.

En los comentarios, algunos compartieron sus historias en las que adoptaron a gatos que parecían agresivos en el refugio, pero que una vez se sintieron cómodos en su nuevo hogar, resultaron ser una buena compañía. Entre todos los posibles adoptantes que quieren dar una oportunidad a Perdita, tiene que haber alguien que le de amor, sin importar que Perdita acabe volviéndose un encanto, siga siendo así de gruñona o una mezcla de ambas.

En los comentarios están seguros de que Perdita encontrará un hogar