Todo el mundo llega a un punto en el que ya no puede más. Durante los años, Tony Bussey de Alberta,Canadá, había ganado tanto peso que ocupaba 2 asientos de avión cuando hubo de ser evacuado de las terribles llamas del incendio de Fort McMurray. Esta vergonzosa experiencia hizo que el hombre se prometiera perder buena parte de los 257 kilos que pesaba, y vaya que si lo consiguió.

Bussey estaba tan gordo que le pusieron el primero para ser evacuado por su peso, y le tuvieron que ceder 2 asientos del avión para que cupierta. El hecho de que su físico impidiera que una persona más pudiera ser evacuada fue algo con lo que no podía vivir. “No hacía más que pensar: la pareja o familia de alguien está esperando a una persona que tiene que llegar de forma segura y ahora tienen que esperar más porque estoy demasiado gordo como para sentarse a mi lado. Eso tuvo un profundo efecto en mi,” dijo Bussey a CBC News.

Inmediatamente tras la evacuación, Bussey comenzó a perder peso. Cuando llegó al hotel donde tenían que quedarse, le quitó la piel al pollo y pidió verduras. Ese fue el día 1.

Pronto, empezó a caminar y a incrementar sus ejercicios gradualmente, de 5 a 10 minutos, y así progresivamente. “Me he quitado 148 kilos. De forma natural, sin cirugía ni nada. Solo vigilando lo que como y caminando. Me impuse una dieta baja en carbohidratos y alta en proteínas.”

“Hace 2 años, apenas podía caminar hasta mi coche. Y apenas cabía en su interior.” Ahora, planea correr una maratón. “Ese incendio, a pesar de toda la destrucción y el infierno que causó… me salvó la vida.” También está pensando en quitarse entre 9 y 13 kilos de exceso de piel, que han quedado como resultado de su increíble pérdida de peso.

Más información en: Facebook (via: cbc)

En 2016, Tony Bussey tuvo que ser evacuado junto a más de 88.000 personas a causa del incendio de Fort McMurray, en Alberta, Canadá

Image credits: Gila National Forest

El equipo de rescate tuvo que ofrecerle 2 asientos para poder evacuarlo

Image credits: TravelingOtter

En aquel entonces, Bussey estaba tan gordo que le costaba ponerse los calcetines, sin mencionar sus enormes pantalones

Image credits: Tony Bussey

“No hacía más que pensar: la pareja o familia de alguien está esperando a una persona que tiene que llegar de forma segura y ahora tienen que esperar más…”

Image credits: Tony Bussey

“Y todo porque estoy demasiado gordo como para sentarse a mi lado. Eso tuvo un profundo efecto en mi”

Image credits: Tony Bussey

“Y ahí decidí que se acabó”

Image credits: Tony Bussey

Pronto, empezó a caminar y a incrementar sus ejercicios gradualmente, de 5 a 10 minutos, y así progresivamente

Image credits: Tony Bussey

“Me he quitado 148 kilos. De forma natural, sin cirugía ni nada”

Image credits: Tony Bussey

“Solo vigilando lo que como y caminando”

Image credits: Tony Bussey

Estas 2 fotos muestran perfectamente lo enorme de su transformación

Image credits: Tony Bussey

“Hace 2 años, apenas podía caminar hasta mi coche. Y apenas cabía en su interior”

Image credits: Tony Bussey

 “Ese incendio, a pesar de toda la destrucción y el infierno que causó… me salvó la vida”

Image credits: Tony Bussey

“Hay esperanza. Tenía 41 años cuando comencé con todo esto. Si yo puedo, cualquiera puede”

Image credits: Tony Bussey

La gente felicitó a Tony por su trabajo duro: