Nuestras mascotas son mucho más listas de lo que creemos. A veces, entienden perfectamente la situación y sienten lo que está pasando. “Espera, no vamos al parque, ¡estamos yendo al veterinario!”

Ann Flores estaba visitando recientemente el refugio de animales de Harris County, en Houston, Texas, cuando vio un ejemplo muy triste de este comportamiento con sus propios ojos. Estaba allí con un amigo interesado en adoptar un perro, pero antes de hacerlo vieron a una mujer arrastrando literalmente a su perro desde el aparcamiento a la puerta del refugio. Este perro sabía claramente que iba a ser abandonado, y no iba a ir por su propia voluntad.

“Se tumbó y se echó boca arriba. Era como si pidiera por favor que no le llevaran ahí,” dijo Flores a The Dodo.

Sorprendentemente, había una segunda mujer haciendo exactamente lo mismo con otro perro. Flores captó la triste escena con su cámara, y se enfureció ante la reacción de las mujeres ante la obvia angustia de los pobres perros. “Ambas estaban tirando de ellos, pero los perros no se movían. Tuvieron que cogerlos en brazos porque se negaban a moverse. No iban a entrar ahí por su propio pie. A ellas no les importaba. Estaban riéndose porque los perros no querían moverse. Para ellas era como tirar la basura. No sentían remordimiento alguno ni nada.”

Flores envió el vídeo a Harris County Animal Volunteers, que trabajan reubicando a perros y gatos del refugio. El vídeo se subió junto a una petición para ayudar a los perros, a quienes llamaron Truman y Mandi. El tiempo era esencial, ya que el refugio estaba lleno y se enfrentaban a ser sacrificados en pocos días si no encontraban un hogar de acogida.

Por suerte, la petición para ayudar a estos perros abandonados funcionó, y Truman y Mandi ya han encontrado nuevos humanos. Aunque ambos tienen que superar su traumático pasado, ambos están haciendo buenos progresos y reciben el amor y el cariño que necesitan. Aquí debajo puedes ver cómo les va, y puedes decirnos qué te parece en los comentarios.

(via The Dodo)

“Se tumbó y se echó boca arriba. Era como si pidiera por favor que no le llevaran ahí,” recuerda Ann Flores, testigo

Había una segunda mujer haciendo exactamente lo mismo con otro perro: “Tuvieron que cogerlos en brazos porque se negaban a moverse”

“A ellas no les importaba. Estaban riéndose porque los perros no querían moverse.”

“Para ellas era como tirar la basura. No sentían remordimiento alguno ni nada.

El refugio ya estaba lleno, e iban a sacrificar a Truman el lunes y a Mandi el martes, tan solo 4 días después de entrar allí

“¿Para qué tener un animal si no vas a mantenerlo y les haces algo así?” Flores envió el vídeo a Harris County Animal Volunteers para salvar a los perros

Truman encontró pronto un hogar: “Ya estaba empezando a mostrarse cálido conmigo en el trayecto de 25 minutos en coche, algo que no se ve a menudo”

“En solo una hora, vimos una fantástica transformación, de ser un perro que no caminaba y solo se aplastaba contra el suelo temblando…”

“…a sentirse lo bastante seguro para dormir en el coche y acercarse a mi”

“Va a ser fantástico vivir con este perro”

Mandi abandonó el refugio un día después

“Le faltaba pelo por todo el cuerpo. Tenía sarna… y estaba muy asustada”

Pero su nueva dueña, Jackie Duncan, tiene sus esperanzas puestas en ella y dice que “tiene mucho amor dentro”

La gente que vio esto se dividió en dos bandos, y el primero estaba furioso

Y otros pensaban que no era tan sencillo como lo cuentan