ADVERTISEMENT

Históricamente, el perro ha sido un amigo fiel del ser humano. Los antepasados de este se fueron acercando de a poco a las personas hasta que ya no se separaron nunca más; ninguno se imaginaría en ese momento el vínculo inquebrantable que se formaría. El perro es simplemente un ser que ofrece su corazón entero, sin condiciones, y la persona que es amada por uno es alguien con mucha suerte.

ADVERTISEMENT

Este gentil animal se convirtió en el primero en ser domesticado; la evidencia arqueológica sostiene que hace más de 30.000 años que comparten una vida con las personas habiendo dejado atrás sus instintos depredadores. Además del uso práctico que se les ha dado, como cazadores, guardianes, pastores, también han sido considerados guías espirituales, compañeros y como lo que son por derecho propio: miembros de la familia. Esta conexión es de las más profundas que los seres humanos pueden establecer con un animal; siempre estuvieron presentes, trabajando y existiendo codo a codo con la gente.

Que los perros sean tan trabajadores —hoy en día se dedican a todo tipo de labores: pueden detectar drogas, recastar en medio de una catástrofe, asistir a personas con  discapacidades, como apoyo terapéutico y más— y que sean compañeros se debe a su agilidad e inteligencia. Los peluditos pueden ser entrenados con éxito; esto nos lleva a preguntarnos ¿qué haríamos sin ellos? Les hacen un bien a la comunidad.

Y hablando de comunidades, la familia es una de ellas, donde cada individuo aporta su grano de arena para sacarla adelante. ¡Todos necesitan colaborar! Y nos referimos a todos, hasta los miembros de cuatro patas. Este perrito se toma tan en serio sus responsabilidades, que sale a hacer mandados para sus padres humanos. Cuando necesitan piezas, repuestos y demás para realizar arreglos en casa, Felipe, como se llama el can, se dirige corriendo a la ferretería de confianza para comprar lo que haga falta.

Más información en: Tiktok

Oscar trabaja en una ferretería en Chihuahua, México, y a menudo le visita cierto cliente peludo e inusual

Image credits: soyoscarmario

Felipe, un labrador chocolate de México, fue adiestrado para ir a hacer las compras; como les explicamos antes, estos animales poseen grandes capacidades cognitivas. Sus humanos, de esta forma, ganan tiempo y él puede salir a pasear un rato. Este perrito lleva en el hocico el ejemplo de material que necesita y vuelve a casa triunfante; es un buen chico que cumple con lo que le piden diligentemente.

Es un perro labrador color chocolate que responde al nombre de Felipe, y hace recados para sus dueños

Image credits: soyoscarmario

El can se ha convertido en un cliente recurrente de la ferretería a la que va a diario, de tal forma que uno de los trabajadores no pudo resistirse de compartir al simpático Felipe realizando la transacción. El usuario de TikTok, Oscar Armendariz o @soyoscarmario, se encargó de documentar el momento mientras atendía a Felipe. En el video viral, el perrito deja sobre el mostrador un pedazo de tubo, para ejemplificar lo que requería, y espera con paciencia a que lo atiendan. Por desgracia, no tuvo suerte ya que no tenían esa pieza. Cuando Oscar se lo informa, Felipe «lomito fontanero» se queda pensando unos segundos hasta que decide marcharse con la pieza nuevamente en la boca a dar las malas noticias.

Felipe trae consigo una muestra de lo que necesita y la deja en el mostrador, como cualquier cliente

Image credits: soyoscarmario

Como era de esperarse, la gente se derritió de ternura. El video ya cuenta con 57 millones de vistas y más de 6 millones de «Me gusta». «Te quiero mucho Felipe ‘Lomito Fontanero»‘ se lee entre tantos otros comentarios de amor. Muchos salieron a apoyar a Felipe y «reclamarle» a Oscar por no darle algo para avisarles a sus padres que no tenía lo que necesitaban: «Le hubieras escrito en el tubo ‘no hay’ para que no lo regañe quien lo mandó», «Le van a bajar las croquetas por tu culpa», «Ponle: ‘No hay, no vayan a descontarle las croquetas porque piensan que Felipe anda paseando»‘. Además, muchos otros usuarios pidieron más material de Felipe de compras.

Aunque a veces no tienen lo que pide, pero aún así, sabe qué hacer, y sigue siendo cliente habitual

Image credits: soyoscarmario

En otra oportunidad, Felipe decidió ponerse patas a la obra y buscar él mismo lo que necesitaba. Pero cuando lo encontró ¡se lo llevó sin pagar! «Se fía solo», dice el video. «Ese Felipe se enojó porque nunca tienen nada y escogió el camino del mal», bromeó un usuario. Este perrito seguro será perdonado ya que es muy tierno y cumplidor.

Esperamos que Oscar siga compartiendo más de las aventuras de Felipe en la ferretería y que esta vez consiga lo que necesita o que no se olvide de pagar… Un aplauso a este perrito por ser tan servicial y dulce.

Aquí puedes ver a Felipe en acción:

@soyoscarmario #fyp #labradorretriever #perri #lomitos ♬ sonido original – Oscar Armendariz

En cuanto a los “labradores retriever”, la raza de Felipe, estos se encuentran entre los perros más inteligentes y fáciles de entrenar. Tienen una gran capacidad para aprender nuevos comandos y trucos, y suelen ser muy receptivos al entrenamiento debido a su naturaleza amigable y cariñosa. También son perros muy versátiles, que se desempeñan bien en una variedad de trabajos, incluyendo la asistencia a personas con discapacidades, la búsqueda y rescate, la caza y el deporte. Quizás esto explique la habilidad tan particular de Felipe.

Y de un cliente fiel pasamos a nada más y nada menos a alguien que forma parte del personal. Una perrita que necesita llevar las croquetas a casa, como el común de la gente, trabaja en una ferretería atendiendo a los clientes. El usuario de Twitter Don_Favs difundió un video en la red social donde se observa a una perrita ayudando a su dueña en el mostrador.

Otras veces, Felipe ni siquiera necesita a los dependientes, él mismo busca y se lleva lo que necesita

Image credits: soyoscarmario

Un cliente entró a pedir tornillos y, con rapidez, la peludita se encargó de traerlos. El hombre prosiguió a pedir otras cosas y en cada oportunidad esta ágil empleada traía, sin equivocarse, los pedidos. “Muchas gracias, tiene una perra muy inteligente, mi señora”, se despidió el cliente.

El tamaño no es problema, él solito se las apaña para llevárselo y no acepta ayuda

Image credits: soyoscarmario

El video actualmente tiene más de 12.000 retweets y casi 65.000 «Me gusta». La gente comentó: «Te amo perrito ferretero», “Ja, ja, ja, ¡amo!, el mío solo besa a los repartidores”, “Inteligente y feliz de trabajar”. También le dan el título de empleada del mes y no podríamos estar más de acuerdo.

Eso sí, quizá estaría bien que sus dueños le enseñaran también a pagar los materiales que se lleva, ¿no?

Image credits: soyoscarmario

Queridos Pandas, ¿qué les pareció este artículo? ¡Esperamos que hayan disfrutado de la dosis de ternura que trajimos para ustedes hoy! Si se quedaron con ganas de ver más contenido sobre perritos y humanos mejorándose la vida mutuamente, chequeen estos artículos anteriores aquí, aquí y aquí. Y, como siempre, cuéntennos sus opiniones y experiencias en los comentarios, ¡los leemos allí!

Esperamos que Felipe siga haciendo los recados para sus dueños durante mucho tiempo, y que nosotros lo veamos, ¡porque es adorable!

@soyoscarmario♬ sonido original – Oscar Armendariz