Cuando tu mascota se escapa de casa, es algo terrible. No tienes ni idea de dónde están, qué estarán haciendo, si están bien o necesitan ayuda. A Rachel Howatt le pasó algo así.

El pasado diciembre, se escapó el husky de Rachel, llamado Koda. Ella lo estuvo buscando por los bosques cercanos a su casa, pero no apareció. Entonces, al cabo de un par de días, Koda volvió a su casa en Manitoba, Canadá, como si no hubiera pasado nada. Pero como revelaron las cámaras, había vivido una aventura.

Más información: Facebook

El pasado diciembre, una husky llamada Koda se escapó de casa

Image credits: Rachel Howatt

“La buscamos por todos lados y al final acabó volviendo a casa ella sola. Es muy inteligente, así que no dudaba de que encontraría el camino,” dijo la dueña a los medios. Por fortuna, la husky volvió sana y salva. Sin embargo, días después de su retorno, la dueña preguntó a su vecino, que tenía una cámara de rastreo en el bosque, por si había salido Koda en ella.

Volvió en un par de días, sana y salva

Image credits: Rachel Howatt

Días después de su retorno, los dueños decidieron revisar las cámaras de rastreo del vecino

Image credits: Rachel Howatt

Para ver si Koda aparecía en ellas

Image credits: Rachel Howatt

Y resulta que sí

Image credits: Rachel Howatt

En las cámaras no solo salía Koda, también su nuevo e improbable amigo: un ciervo macho. Se los veía acurrucados, comiendo juntos o echándose una siesta. Durante toda la tarde, se puede ver a Koda jugando y pasando el rato junto al ciervo, a quien no parecía molestarle su presencia.

Pero Koda no estaba sola

Image credits: Rachel Howatt

Hizo un improbable amigo: un ciervo macho

Image credits: Rachel Howatt

Se vio a ambos comiendo y durmiendo juntos

Image credits: Rachel Howatt

“Fue algo digno de ver. Basándome en el tiempo que aparecen en la cámara, parece que pasaron más de 12 horas juntos. También hay otra foto en la que se la ve con 2 ciervos,” dijo Rachel a los medios.

Así reaccionó la gente