¿Os acordáis de esos perros que se subían al tejado de sus casas por gusto? Pues parece que no son los únicos. Este mismo mes, una husky decidió intentarlo también.

Cheryl Ramsay, de la Isla Prince Edward en Canadá, estaba limpiando la casa y dejó la ventana del dormitorio un poco abierta para airear. Luego se fue a proseguir con sus tareas y se olvidó de ese detalle. Pero luego vino la policía a recordárselo, quienes llamaron a su marido para informarles de que había un husky tumbado en su tejado.

Más información en: Facebook

Image credits: Cheryl Ramsay

Image credits: Cheryl Ramsay

Image credits: Cheryl Ramsay

“Se llama Nala y tiene 17 meses. Es adorable y muy lista. Le gusta jugar y te pide cosas todo el rato. No le gusta quedarse sola. Es como una persona y un pez, en un momento quiere salir y al otro entrar y salir otra vez, y…” explicó Cheryl.

Image credits: Cheryl Ramsay

Antes de recibir la inesperada llamada, Cheryl estaba en la gasolinera, y su marido Paul haciendo recados para el trabajo. “No podía creer a la policía cuando le contaba la situación. Justo antes de llegar a casa, estaban allí la policía y algunos transeúntes y Nala volvió a entrar por la ventana.” Así que consiguió llegar a verlo con sus propios ojos.

Image credits: Cheryl Ramsay

Nala ya tiene cierta reputación de escapista. “Ha destrozado 7 correas y 3 cinturones de seguridad en el coche. Sabe lo que quiere y encuentra un modo de conseguirlo.” A saber cuál será su próximo truco.

Image credits: Paul Buchanan

Esto es lo que dijo la gente sobre la aventura de Nala