Ryan Jessen, de 33 años falleció repentinamente el mes pasado a causa de una hemorragia cerebral. El personal del hospital tuvo un gesto de amabilidad con su familia. “Nos permitieron llevar al perro de mi hermano para que se despidiera, para que supiera por qué su humano nunca volvió a casa. Mi hermano quería mucho a su perro,” dijo Michelle, la hermana de Ryan.

Aunque el vídeo que capta el tierno momento entre Ryan y su perro Molly iba a ser solo para los familiares supuestamente, tuvo respuestas de todo el mundo. “Nos sentimos conmovidos por las historias de otras personas, de mucha gente compartiendo con nosotros su tristeza y su amabilidad.” escribe Michelle.

También aseguró que Molly está en buenas manos: “No os preocupéis por el perro, nos lo vamos a quedar. Es parte de la familia.” Como toque final, añadió que Ryan era donante de órganos y su corazón ha ido a salvar la vida de un chico de 17 años.

Más información en: Facebook

Ryan Jessen, de 33 años, falleció repentinamente el mes pasado. El personal del hospital tuvo un gesto de amabilidad con su familia

“Nos permitieron llevar al perro de mi hermano para que se despidiera”

“Para que supiera por qué su humano nunca volvió a casa. Mi hermano quería mucho a su perro”

El vídeo que capta el tierno momento entre Ryan y su perro Molly tuvo respuestas de todo el mundo

Su hermana aseguró que Molly está en buenas manos

“No os preocupéis por el perro, nos lo vamos a quedar. Es parte de la familia”

Aquí puedes ver el vídeo: