Este peludo de 7 años es la prueba de que los perros son nuestros mejores amigos, y en este caso, de los repartidores también. Varios vídeos muestran a Pippin, un golden retriever, esperando con ganas la llegada de los carteros, y recibiendo sus deseadas palmaditas de parte de sus personas favoritas. Sus dueños dicen que Pippin siempre ha sido un perro amigable, pero durante los años ha desarrollado un afecto particular hacia los repartidores de la zona, que parecen querer igualmente a Pippin.

Más información en: Instagram | Facebook

Este golden retruiever de 7 años se llama Pippin, vive en Carolina del Sur y adora a los repartidores

Image credits: Caters

“Pippin siempre ha sido amigable con todo el mundo, pero sobre todo con los carteros. Los adora a ellos, a los repartidores de FedEx, a los de UPS y sí, hasta al tipo del camión de los helados,” cuenta Kayla, su dueña, en Cater News.

Los espera impaciente para que le den palmaditas

Image credits: Caters

Y a veces, también golosinas o paseos por el vecindario

Image credits: Caters

De hecho, Pippin es tan cariñoso que hasta consiguió que alguien a quien le daban miedo los perros se hiciera su amigo. “El repartidor de Fedex tenía miedo de los perros, y durante mucho tiempo no se acercó a nuestra puerta cuando traía un paquete, pero hicimos un entrenamiento de sensibilización con él, y al cabo de un año se hizo amigo de Pippin,” contó Kayla.

Hasta se hizo amigo de un repartidor que tenía miedo a los perros

Image credits: goldengoodnessinfinity

Los carteros y repartidores de la zona se hicieron amigos de Pippin, y ahora cada vez que van a su casa le dan palmaditas, paseos por el vecindario o golosinas.

Y a veces les roba el sandwich y todo

Image credits: goldengoodnessinfinity

“Los de UPS le dejan a Pippin un hueso en el porche aunque no haya nadie en casa. Siempre le dejan subir a la furgoneta. Una vez se coló en la parte de atrás y le robó el sandwich y no le molestó.”

Pippin odia ver como se van sus personas favoritas

Image credits: goldengoodnessinfinity

“Ellos saben y esperan a Pippin corriendo hacia ellos cada día, y lo aceptan. Lo difícil es que deje que se marche el camión de reparto. Odia verlos marchar.”

“Odia verlos marchar”

Image credits: goldengoodnessinfinity

Pippin comparte su hogar con Frankenstein, una adorable cobaya. Parece que ambos peludos se llevan genial y les encanta jugar juntos.

Por suerte, tiene un amigo a su lado siempre, Frankenstein, una peluda cobaya

Image credits: goldengoodnessinfinity

Esto es lo que dijo la gente al respecto: