Este es Kylo, un perro rescatado que está muy agradecido de haber salido del refugio, y por eso abraza a su dueña cada vez que llega a casa. “En el momento en que me siento a quitarme los zapatos, se sube a mi regazo para que lo abrace,” dijo la dueña, Meghan Sweers, a The Dodo. “Si no me siento para que me de mimos, me persigue por la casa con cara de tristeza hasta que me rindo y lo abrazo.”

Pero no siempre fue así. Cuando solo tenía 10 meses, Kylo fue abandonado en un refugio, y luego pasó mucho tiempo en una casa de acogida donde nadie le hacía el menor caso, hasta que aparecieron Sweers y su marido.

La 1ª noche de Kylo en su nuevo hogar fue perfecta: “Se acurrucó en mi regazo, metió la cabeza bajo mi barbilla y comenzó a roncar como una motosierra, “dice Sweers. “Desde ese momento, mi marido y yo supimos que se iba a quedar con nosotros.”

Kylo, es un perro cariñoso, y está tan agradecido por haber encontrado un hogar, que ahora es cariñoso con todo aquel a quien conoce: “Se gana a la gente un poco a la fuerza… subiéndose en sus regazos y quedándose dormido.”

Más información en: Facebook (via)

Este es Kylo, un perro rescatado que no deja de abrazar a su dueña salvadora

Cada día, cuando ella llega a casa, Kylo exige sus mimos y abrazos

“En el momento en que me siento a quitarme los zapatos, se sube a mi regazo para que lo abrace”

“Si no me siento para que me de mimos, me persigue por la casa… “

Meghan Sweers lo rescató de un refugio cuando el perro solo tenía 10 meses

Desde entonces, Kylo ha estado particularmente unido a ella

“Se gana a la gente un poco a la fuerza… subiéndose en sus regazos y quedándose dormido”