El nacimiento de un niño es un gran momento, no solo para los padres. Los nuevos abuelos y tíos y casi toda la parentela quieren ver al recién nacido. Sin embargo, en todo este caos, la gente se olvida de la persona a la que tienen que prestar más atención: a la madre. Y eso desgasta mucho.

Katie Bowman, madre de 3 hijos, escribió hace poco un texto increíblemente conmovedor, explicando la importancia del descanso para las nuevas madres. Lo compartió en su blog, Living My Family Lifey miles de mujeres se sintieron identificadas. Si planeas ir al hospital a visitar a algún nuevo miembro de la familia, deberías leerlo tú también.

Image credits: livingmyfamilylife

“Es un momento especial y quieren estar ahí. Solo creo que a veces esa excitación les nubla el juicio y que intentan justificar que ver al bebé es más importante que escuchar lo que quieres la madre,” explicó Katie.

“Tuve suerte de tener a gente que quería celebrar la vida de nuestra hija. Solo que algunos llegaron un poco tarde, lo que me dejó exhausta, como se ve en la foto. Mirando a todo el mundo deseando que se fueran para poder al fin dormir un poco. No está escrito todo desde mi experiencia, sino en las experiencias en general de las nuevas madres. Me parece que es como si las madres sintieran que se tuvieran que hacer a un lado y dejar que todo el mundo coja al bebé como si fuera suyo. Se trata de recordar a todo el mundo que el nacimiento es algo especial y que con un nuevo bebé, hay una nueva madre, que se siente como si no pudiera hablar de sus sentimientos, porque en esos momentos importan más los de los demás.”

“En mi 2º embarazo dijimos que seguramente no querríamos visitantes en el hospital, sobre todo viniendo gemelos. Si se iba a parecer al primero, sabía que no querría mantener el tipo para ver a nadie. Pero sorprendentemente este parto fue más fácil y a la mañana siguiente me sentí mejor y lista para ver a la familia.”

La gente tuvo mucho que decir sobre el elocuente mensaje de Katie

Las respuestas recibidas han enseñado a Katie que muchas madres deseaban tener tiempo a solas con su recién nacido. “Es un momento especial y es algo que nunca recuperarán. Luego hay personas que demuestran lo que he dicho, que te tratan como una dramática por querer descansar en vez de tener visitas. Parece que tiene que ser todo o nada.”