Los empleados de restaurantes lo han visto todo: desde increíbles citas y desgarradoras rupturas hasta lágrimas de dolor, de alegría, drama, gritos, y gente famosa y extraña.

También han visto a personas con alergias alimentarias, con preferencias raras o con pedidos muy ridículos, como un plato de sopa lleno de aderezo ranchero. Así, para conocer qué clase de cosas prefieren los clientes para comer en un restaurante, nos adentraremos en este hilo de r/AskReddit, donde camareros y camareras compartieron los pedidos más locos que han recibido.

Pero esto no termina con las órdenes de comida. Algunos de los pedidos de estos clientes simplemente son inapropiados, mientras que otros son demasiado personales. ¡Continúen leyendo para ver lo que dijeron!

#1

20 Trabajadores de restaurantes comparten las peticiones más memorables y extrañas de sus clientes Conocí a un señor mayor que me pidió que sonriera para ver mis dientes. Me dijo que tenía unos dientes muy bonitos y que parecía que los cuidaba mucho.

Él se encontraba junto a su hijo adulto, quien luego se disculpó y me informó que su papá solía ser dentista, pero que ahora tiene Alzheimer y no era su intención comportarse de manera rara.

shannibearstar Reportar

#2

20 Trabajadores de restaurantes comparten las peticiones más memorables y extrañas de sus clientes Una camarera, que trabajaba para mí, se me acercó para hablarme sobre unos chicos de una mesa en su sección. Tres de ellos se burlaban de que el cuarto joven tenía un fetiche con los pies, y querían comprarle las medias de la camarera (ya que era su cumpleaños). Ella me preguntó si podía vendérselas por $50 (lo que le habían ofrecido). Primero, le pregunté si esto le ofendía o le desagradaba, pero ella reía y bromeaba sobre ello, y dijo que no tenía problema. Le respondí: “Diles a esos chicos que les costarán $100 y que, además, deberán dejar una propina del 100%”. Eso fue exactamente lo que hicieron.

Ahora, esta es la parte interesante: cada dos o tres semanas, ella le vendía sus medias a este chico, y también las ofrecía en línea a los fetichistas. Me contó que estaba ganando mucho dinero usando esto como un ingreso adicional.

Vivimos en un mundo realmente interesante.

GeckoFlameThrower Reportar

#3

20 Trabajadores de restaurantes comparten las peticiones más memorables y extrañas de sus clientes Nunca olvidaré a la clienta que devolvió sus ravioles de carne luego de haberse comido todo el plato… porque era vegetariana.

CosmicMangoBear Reportar

#4

20 Trabajadores de restaurantes comparten las peticiones más memorables y extrañas de sus clientes Trabajaba en Dairy Queen cuando una mujer embarazada quiso un helado de mantequilla de maní con pepinillos. Incluso trajo sus propios pepinillos. Usar cualquier ingrediente que no sea de DQ va en contra de las normas, pero los clientes pueden agregar sus propios ingredientes. Sin embargo, mi propia política personal es no discutir con mujeres embarazadas. Ella obtuvo su helado de mantequilla de maní con pepinillos.

rochford77 Reportar

#5

20 Trabajadores de restaurantes comparten las peticiones más memorables y extrañas de sus clientes Una mujer mayor se enojó conmigo porque le dije que no sustituiría el acompañamiento de su comida por OTRO PLATO. O sea, ella quería el plato A de $16 y, para su acompañamiento gratis, el plato B de $18, pero sin ningún tipo de recargo.

Ella dijo algo como: “Vaya, ¿realmente no harás eso por mí? ¡¿Hablas en serio?!”. Yo estaba ocupada y no tenía tiempo de seguir sus estúpidos juegos, por lo que solo respondí: “No, no haré eso por el valor de un solo plato. Puedes pedir las dos comidas, si lo deseas”. Ella comenzó otra vez y su hija le dijo: “Mamá, DETENTE”.

Una historia extra sobre solicitar solo camareras mujeres: un chico siempre se rehusaba a tener camareros y pedía únicamente camareras. Si todas estaban ocupadas, él demandaba que la gerenta lo atendiera. Siempre se encontraba de mal humor e intentaba hacer juegos de palabras con nosotras, presumiblemente, porque se sentía solo y miserable. Se inventaba sus propios nombres para los platos que servíamos, y se negaba a decirnos lo que en verdad quería. Una vez que lo atendí, no paraba de decirme que quería una “ensalada grande al estilo bistró”, algo que no estaba en nuestro menú. Estaba cansada de sus idioteces, por lo que contesté: “Claro, Frank, iré a buscarla ahora mismo”, y me fui. Él dijo “¡espera!”, porque claramente sabía que no contábamos con algo así. Yo solo seguí caminando y le dije a la gerenta que no volvería a atenderlo. Ella se le acercó y lo regañó enfrente de todo el comedor lleno, y eso fue genial.

[deleted] Reportar

#6

20 Trabajadores de restaurantes comparten las peticiones más memorables y extrañas de sus clientes Trabajo en un restaurante de desayunos hipster. Dos chicas (¿quizás en finales de su adolescencia?) pidieron café:

Chica 1 (con confianza): “¿Puedo ordenar un latte helado de vainilla, pero sin café?”.

Yo: “… ¿quieres un vaso de leche con vainilla?”.

Chica 1: “Oh, ¿un latte es eso? Olvídalo, solo tomaré agua”.

Chica 2: “¡Realmente sonó como si supieras lo que estabas pidiendo!”.

BreeBreeTurtleFlea Reportar

#7

20 Trabajadores de restaurantes comparten las peticiones más memorables y extrañas de sus clientes Cuando trabajaba como camarero (tenía alrededor de 17 años), una mujer borracha me pidió que la llevara hasta su casa. Terminé de cerrar mi sección y la llevé en mi coche, dado que conocía la zona muy bien. Ella era muy amable y todo, pero había tomado algunos tragos de más y, como sus amigos se habían ido un poco más temprano, se sentía avergonzada de llamar a alguien o hacer una escena. Ella me dio $50, y yo me alegré mucho.

sean__christian Reportar

#8

20 Trabajadores de restaurantes comparten las peticiones más memorables y extrañas de sus clientes Durante el verano, tuve una clienta que vino para el brunch dominical y pidió una tortilla de espinaca y queso feta. Luego, agregó que la quería hecha sin huevos. Le pregunté si quería una tortilla SIN huevos o una hecha sin claras de huevos, lo cual es algo bastante normal.

Preparamos una ensalada de espinaca y queso y la clienta estuvo muy feliz.

PaintedPony Reportar

#9

20 Trabajadores de restaurantes comparten las peticiones más memorables y extrañas de sus clientes Principios de la década del 2000.

Trabajaba en un restaurante italiano, y un hombre insistía con que quería jugo de lima junto a su comida. Como era un restaurante italiano, no lo teníamos a mano para las cosas de nuestro menú, pero el bar debía tener algo. Al pensar en voz alta, le mencioné que no lo teníamos en la cocina, pero que, en el bar, poníamos algo de eso en las botellas de Corona, por lo que podría llegar a conseguir un poco allí.

Cliente: “¿Vas a cobrarme por eso?”.

Yo: “No, creo que puedo conseguirte un poco”.

Volví con la lima y él parecía confundido.

Cliente: “¿Dónde está la Corona?”.

Yo: “Lo siento, pero dijiste que querías lima… ¿también deseas pedir una Corona?”.

Cliente: “Sí, quiero una, pero tú dijiste que no me la cobrarías”.
Así, discutimos porque él estaba enojado de que no le había traído una Corona gratis junto a su lima gratis, todo por un malentendido.

[deleted] Reportar

#10

20 Trabajadores de restaurantes comparten las peticiones más memorables y extrañas de sus clientes Perdí la cuenta de cuántas personas se han acercado al camión de comidas en el que trabajo para preguntarme si tenemos pan sin gluten, mientras sostienen una cerveza en sus manos.

VelvetElvis69 Reportar

Roberto Pontigo
Miembro de la comunidad
Hace 3 semanas

Existen las cervezas sin gluten !

#11

20 Trabajadores de restaurantes comparten las peticiones más memorables y extrañas de sus clientes Tuve un cliente que devolvió tres veces sus costillas porque no estaban lo suficientemente bien hechas para su gusto. El cocinero estaba tan molesto que las dejó en la freidora durante cinco minutos. Llegados a ese punto, el cliente estaba satisfecho y pidió un adicional de kétchup.

durmer Reportar

#12

20 Trabajadores de restaurantes comparten las peticiones más memorables y extrañas de sus clientes No fue tanto el plato que pidió lo que me resultó perturbador, sino la solicitud posterior al pedido. Él me pidió que masticara la comida y que la volviera a poner en su plato. No tenía una razón médica. No le faltaban dientes. No era mayor. Solo era un asqueroso. Se molestó mucho cuando me negué.

finishrampant Reportar

#13

20 Trabajadores de restaurantes comparten las peticiones más memorables y extrañas de sus clientes Trabajé en un lugar que tenía muchos jarabes saborizados para las limonadas y los tés. Una mujer quería un vaso de “esa cosa de mango”. Intentamos explicarle que no era jugo… sino un jarabe con sabor a mango. Ella no cambió de opinión. Bebió toda una botella y pidió otra para llevar.

Esa mujer se bebió una botella y media de jarabe de mango.

Blackbird6 Reportar

#14

20 Trabajadores de restaurantes comparten las peticiones más memorables y extrañas de sus clientes Una mamá y su hijo pequeño (de unos 8 años) vinieron a almorzar al restaurante en el que trabajaba como mesera. La mamá le preguntó a su hijo qué quería comer, y él respondió: “Ranchero”.

Cortésmente, le pregunté qué quería decir. O sea, ¿quería una ensalada con ranchero? ¿O papas fritas con una guarnición de aderezo?

La mamá me miró, puso sus ojos en blanco, avergonzada, y me aclaró que quería un plato de sopa lleno de aderezo ranchero…

Fui a la cocina y lo discutí con mi gerente, porque no sabía cómo ingresar ese pedido en nuestro sistema. Llegamos a la conclusión de que debíamos cobrarle por toda una botella, por lo que ella pagó $10,99 por un plato de sopa lleno de aderezo ranchero.

(Puaj).

Dpg2304 Reportar

#15

20 Trabajadores de restaurantes comparten las peticiones más memorables y extrañas de sus clientes Me pidió que le llevara un vodka doble al baño, en exactamente 10 minutos, para que su esposa y su familia no se enteraran. Me dejó $20 sobre la encimera del baño. Probablemente, tenía entre 75 y 80 años.

thatswayhaze Reportar

#16

20 Trabajadores de restaurantes comparten las peticiones más memorables y extrañas de sus clientes Solía trabajar en un restaurante italiano similar a Olive Garden. Una vez, una mujer ordenó fideos penne con pollo y brócoli… un plato delicioso, sin dudas, pero la señora pidió que se lo hiciéramos con espagueti en lugar de penne, dado que ella era “alérgica a las penne”.

No estoy seguro de cómo alguien puede ser alérgico a una forma específica de pasta… incluso si no era alérgica, se la habríamos sustituido con gusto.

The_original_guy Reportar

#17

Tacos veganos de pollo.

Martini virgen.


“¡Los tragos son gratis porque vivimos al otro lado de la calle!”.

Pedir otro camarero, porque “no queremos que nos sirva un varón”.

Tequila no mexicano.

“Revuelve la bebida con tu p***a”.

Pedir el efectivo del frasco de propinas para pagar las cuentas para las que no tenía suficiente dinero.

No mirar el menú y ordenar algo que el restaurante no tenía.

Hacer sus propias ofertas. Por ejemplo, “martes de elecciones: escoge dos cosas de la cuenta y serán gratis”.

“Este billete de $50 es falso. ¿Puedo cambiártelo por uno real?”.

Como su amigo solía trabajar en el lugar hacía dos años, querían descuento del staff.

La lista sigue y sigue.

86dicks Reportar

#18

“¡Ostras!”.

Le expliqué que somos un lugar de hamburguesas, no tenemos ostras. Él se quitó el abrigo, le habló a su cita, y luego me observó por un segundo.

“¡Ostras!”.

Le explico, otra vez, que no tenemos ostras.

“¡Dos docenas! ¡Ostras!”.

Después de una tercera y una cuarta vez en las que me gritó su orden, actuó como si estuviera ocupado y no “podía oír” mi respuesta. Me detuve y lo miré fijamente. Él volvió a pedir y yo solo lo miré. Finalmente, hizo contacto visual conmigo. “Señor, somos un lugar de hamburguesas, no tenemos ostras”.

Eventualmente, se vio forzado a contestarme.

“Entonces, ¡ve a conseguir unas!”.

Estábamos en un casino y éramos el único restaurante abierto a las 2 a.m. Él sabía esto, pero esperaba que yo corriera hacia algún restaurante cerrado y tomara algunas ostras que tuvieran por ahí, aun durante las horas de cierre.

connaught_plac3 Reportar

#19

Una vez, una señora quería comprar una de nuestras lámparas. Ella era de Londres y le encantaba nuestro estilo antiguo. Estoy bastante seguro de que la lámpara había venido con el edificio.

A mi jefe no le importó y dejó que yo lidiara con ello. Se la vendí por 16 libras y, al día siguiente, saqué una idéntica del almacenamiento para reemplazarla.

Realmente, no me importa qué tipo de comida extraña ordena la gente. Pero, si alguien quiere comprar algún mueble, prestaré atención.

Jesteress Reportar

#20

20 Trabajadores de restaurantes comparten las peticiones más memorables y extrañas de sus clientes Trabajé en un McDonald's, el cliente pidió marihuana.

jwhbrailsford Reportar

See Also on Bored Panda