El aborto es un tema controvertido y hemos escrito a menudo sobre ello aquí. Es una de esas cosas en las que la gente nunca se pondrá de acuerdo, y las posibilidades de que unos cambien de idea por los argumentos de los otros son casi ínfimas.

Aún así, hay modos efectivos y respetuosos de demostrar tu punto de vista, y contactar de forma anónima a una persona y llamarla “asesina” no es una de ellos. Ni acampar delante de Planificación familiar para acosar a las mujeres que van allí.

Esta conversación, compartida originalmente por Insufferably Intolerant Science Nerd muestra dos métodos absolutamente distintos de expresar la postura ante el aborto, y os dejamos decidir cuál es más efectivo. Acaso, la respuesta razonada y exhaustiva pone en palabras lo que muchos sentimos hacia los pro-vida, y confunde esas acusaciones abusivas sin venir a cuento. ¿Quizá se podría intentar algo así cuando estos locos que acosan delante de las clínicas de salud sexual se te ponen enfrente?

Esto es lo que dijo la gente sobre la conversación: