Esta idea ha surgido de la mente de una fotógrafa británica, y es un proyecto experimental en el que un vestido viaja por doquier y lleva un interesante mensaje.

¿Qué pasaría si varios fotógrafos hicieran una sesion de fotos con el mismo vestido? En enero, Danielle Reeder reunió a 11 fotógrafos para encontrar la respuesta. El proyecto se llamó “The travelling dress collective” y se pasaban el vestido los unos a los otros, fotografiándolo en distintos géneros y estilos por Reino Unido. Desde un estudio a una playa, desde posados a documentales, los fotógrafos se aseguraron de que cada foto contara una historia distinta del mismo vestido.

Más información en: daniellereederphotography.com | Facebook | Instagram

Image credits: besidetheseasidephotography

Cada fotógrafo tuvo 5 días para implementar su visión antes de pasárselo al próximo.

“No había reglas, salvo no mojarlo debido a que es delicado. Ha sido genial ver todas las imágenes juntas, cada única en su visión y estilo,” dijo Reeder.

Cada participante compartió su experiencia e ideas tras las fotos.

Danielle Reeder

Image credits: Danielle Reeder

“Me enamoré del vestido en cuanto lo vi. Tenía planeado usarlo con tiempo, pero a veces las cosas no salen como las planeas… ¡sino mejor!”

Image credits: Danielle Reeder

“Tuvimos un día a mediados de febrero que fue relativamente cálido y luminoso, y pensaba hacer la sesión en interior, pero nos divertimos explorando la localización y alrededores, que encajaban bellamente con el vestido.”

Image credits: Danielle Reeder

Gary Hill

Image credits: Gary Hill

“Tuve que involucrarme en esta idea de Danielle. Los otros fotógrafos eran la mayoría de buscar localizaciones, así que supe que tenía que fotografiarlo en el estudio,” dijo Gary Hill.

Image credits: Gary Hill

“Contratamos a la modelo Simone Stocks y a un diseñador, discutimos su peinado y maquillaje y en 15 minutos ya estaba listo. Sencillo y efectivo, una idea maravillosa.”

Image credits: Gary Hill

Sophia Benham

Image credits: Sophia Benham

“Mi modelo es Tara Yasmin Holland, de 16 años. Parecía la apropiada para posar con el vestido mientras bailaba con sus zapatos de ballet. Los viandantes estaban alucinados,” dijo Sopia Benham.

Image credits: Sophia Benham

“Fuimos a Square Tower en Southsea, Portsmouth. Las paredes color arena quedaban bien con el vestido y su cabello.”

“Disfruté mucho esta experiencia y me dio confianza el hacer estas fotoa para colaborar con más bailarinas en el futuro.”

Image credits: Sophia Benham

Francesca Low

Image credits: Francesca Low

“El vestido me recordaba a un estilo de los años 20 como Gatsby con un toque chic bohemio, y fue esto último lo que me dió la visión de cómo quería retratarlo.”

Image credits: Francesca Low

“Pensé en campo abierto, luz, libertad y amor, así que me fui a un bosque cercano.”

Image credits: Francesca Low

Rebecca Challis

Image credits: Rebecca Challis

“Recibí el vestido justo antes de pasar un fin de semana con unos amigos en la playa de Camber. Mi amiga Paula se ofreció como modelo y otra amiga me ayudó como asistente y estilista. La luz y el horizonte eran preciosos.”

Image credits: Rebecca Challis

“Nos divertimos mucho en la playa y jugamos y probamos muchas cosas. Las fotos muestran bien su alegría de vivir.”

Image credits: Rebecca Challis

Elora Viano

Image credits: Elora Viano

“Planeé la sesión con una madre que aún amamantara a su hijo, sin importar la edad, y mostrar lo bello que es amamantar, sin importar lo que lleves puesto. El vestido servía muy bien para esto.”

Image credits: Elora Viano

Image credits: Elora Viano

Lauren Shepherd

Image credits: Lauren Shepherd

“En cuanto lo vi supe que teníamos que ir a la playa, y fuimos a Balmedie, cerca de Aberdeen, con Isla como modelo. Llegamos justo antes del anochecer, y aunque hacía frío, nos quedó muy bien.”

Image credits: Lauren Shepherd

“Me encanta como las nubes añaden un efecto dramático a las imágenes y también que pude usar mi Lensbaby. Tuve mucha libertad creativa aquí.”

Image credits: Lauren Shepherd

Jo Haycock

Image credits: Jo Haycock

“Decidí que el vestido iba a venir físicamente conmigo a donde yo fuera mientras lo tuviera.”

Image credits: Jo Haycock

“Era importante mostrarlo al llegar, antes de probármelo, dándole la bienvenida. Me lo puse yo, se lo puso una amiga y se lo puso mi hija de 12 años.”

Image credits: Jo Haycock

Ashleigh Shea

Image credits: Ashleigh Shea

“Decidí que la modelo sería mi hija de 13 años, como sesión de fotos antes de que cumpliera los 14. Fuimos al bosque aunque hacía frío y aunque no hubo peluquería ni maquillaje, nos divertimos y quedó muy natural.”

Image credits: Ashleigh Shea

Image credits: Ashleigh Shea

Chantal Storrs-Barbor

Image credits: Chantal Storrs-Barbor

“Quería darle vibraciones setenteras, ya que es un vestido muy versátil. Usé un LED para iluminar a la modelo y bombillitas detrás para dar profundidad a la imagen.”

Image credits: Chantal Storrs-Barbor

Image credits: Chantal Storrs-Barbor

Andrea Bradley

Image credits: Andrea Bradley

“Me atreví a usarlo yo misma y posar yo misma. Mi campo son las fotos de bebés, así que no me sentía tan cómoda frente a la cámara. Añadí luces, colores y humo para darle drama, y un control remoto para hacerlo.”

Image credits: Andrea Bradley

“Me daba vergüenza, pero me intenté relajar y al final se me pasó el miedo. Recomiendo a todo el mundo hacer esto alguna vez.”

Image credits: Andrea Bradley