Si crees que el invierno ha llegado a tu ciudad, cambiarás de idea con estas fotos de Oymyakon, en Rusia, el pueblo más frío del mundo. Su temperatura récord fue -71,2ºC en 1924, y la temperatura media en enero es -50ºC, lo que convierte a este pueblo en el lugar más frío de la Tierra permanentemente habitado. El fotógrafo neozelandés Amos Chapple decidió viajar allí durante 2 días desde Yakutsk, la ciudad más fría del mundo, para captar la vida diaria de Oymyakon.

Llevaba unos pantalones finos cuando salí a la calle a -47ºC. Recuerdo sentir el frío agarrando físicamente mis piernas. La otra sorpresa fue que mi saliva en ocasiones se congelaba en agujas que me pinchaban los labios,” dijo el fotógrafo a Weather.com.

También recuerda que lo más difícil no fue el frío en si, sino que el zoom y el foco de la cámara solían congelarse y quedar inmóviles.

Más información en: amoschapplephoto.com (via: petapixel)

El mercado central de Yakutsk está lleno de carne y pescado, ya que allí no se puede cultivar nada

La llamada “carretera de los huesos” es la única ruta para llegar a Oymyakon

Hasta el cartel del pueblo dice ‘Oymyakon, el polo del frío’

Mujer paseando junto a una casa congelada en el centro del pueblo

Una gruesa capa de pelo mantiene calentitos a estos perros

La mayoría de los retretes están construidos en el exterior, porque el suelo helado imposibilita la construcción de cañerías dentro de los hogares

Los granjeros mantienen calientes a sus vacas por las noches escondiéndolas en este granero

La única tienda funcional de Oymyakon proporciona a los habitantes todo lo que necesitan

Los coches deben permanecer en garajes con calefacción. Los que se dejan fuera deben tener siempre el motor encendido, o de lo contrario, no volverán a arrancar

Una central térmica de carbón produce calor para los habitantes