Mariya y Aleksandr Dmitriev comparten su piso de un dormitorio con una gran estrella del fútbol: Messi. No, no el argentino, sino alguien que se llama como él: un puma de 40 kilos. La pareja rusa vio a Messi en el zoo Saransk en Penza cuando solo tenía 8 meses, y decidieron que tenían que sacarlo de ahí.

Image credits: l_am_puma

Messi era una de las 3 crías nacidas en el zoo. Los otros dos, Suarez y Neymar, también llevaban nombres de futbolistas para celebrar que tenían lugar en la ciudad 4 partidos del Mundial. Messi tenía problemas de salud, pero los Dmitriev se enamoraron del animal y quisieron comprárselo al zoo.

Image credits: l_am_puma

Image credits: l_am_puma

Aleksandr, de 38 años, siempre soñó con tener un gran felino. “Siempre pensaba que tendría un lince, nunca un puma. Es difícil de explicar, pero creemos que tener este puma es parte de nuestro destino,” explicó su esposa Mariya.

Image credits: l_am_puma

“Pasamos 3 días pensando si era moral tener un puma, si era algo de sentido común, pero no pudimos luchar contra nuestro deseo,” dijo Mariya, de 28 años, a The Mirror. “Así que fuimos al zoo y comenzamos las negociaciones para comprar a Messi. Nos sorprendimos cuando estuvieron de acuerdo.”

Image credits: l_am_puma

Image credits: l_am_puma

Cuidar de Messi fue todo un desafío. Además de ser un animal salvaje, necesitaba extra de atención y cuidados médicos, “ya que estaba bastante débil y requería mucha atención”. Aunque al cuidarlo le han devuelto la salud, aún solo mide 2 tercios de los que suele medir un puma normal.

Image credits: l_am_puma

Como cualquier otra mascota, Messi requiere mucho ejercicio, por lo que sus humanos le compraron un abrigo y un arnés especial para sacarlo de paseo. “Es como un perro. Empezamos sacándolo a pasear paso a paso. Antes no había sido muy activo,” dijo Aleksandr en una entrevista con RT. “Ahora damos 2 buenos paseos al día, como debe ser. En este sentido no es muy distinto de tener un perro.”

Image credits: l_am_puma

Image credits: l_am_puma

Al contrario que entrenar a un perro, con este enorme felino no fue fácil. La pareja no tuvo éxito en encontrarle un entrenador.

Image credits: l_am_puma

Pero al fin encontraron una escuela de entrenamiento de perros a la que podía asistir y ahora responde a unas 10 órdenes distintas.

Image credits: l_am_puma

Image credits: l_am_puma

“Nos convenció con su comportamiendo que es un miembro de la familia y que no haría nada malo aparte de algunas travesuras. Es muy amable y le gusta el contacto. Se lleva muy bien con la gente,” dijo Aleksandr.

Image credits: l_am_puma

Tener un felino exótico en casa es algo raro, así que los Dmitriev lo documentan en las redes sociales, y a la gente le encanta. Este Messi tiene 500.000 seguidores en @I_am_puma y más de 170.000 suscriptores en su canal de YouTube.

Image credits: l_am_puma

Image credits: l_am_puma

Aunque la pareja vive en un apartamento de un dormitorio, han hecho lo que han podido para acomodar a su enorme compañero. Como convertir el pasillo en el refugio de Messi, con un árbol, paredes de bambú y un sitio para esconderse.

Image credits: l_am_puma

“Es como un gato pero grande. Tiene todos los hábitos de un gato,” dice Aleksandr.

Image credits: l_am_puma

Como imaginaréis, activistas por los derechos animales tienen objeciones ante tener un animal exótico en una casa, y creen que Messi debería estar en una reserva o un santuario. Y otros afirman el peligro de vivir con un animal salvaje.

Image credits: l_am_puma

Pero la pareja cree que no sobreviviría junto a otros animales, ya que nunca ha vivido solo en su hábitat. “Pues claro que es peligroso tener un gran felino en casa, pero Messi es un animal especial,” dijo Mariya a  the Mirror.

Image credits: l_am_puma

Image credits: l_am_puma

Image credits: l_am_puma

Aquí puedes ver a Messi jugando con sus juguetes favoritos

O aprender cómo bañar a un puma