Ultimamente los antivacunas reciben mucha atención negativa en las redes. Y según Jennifer Hibben-White, se lo merecen. Hace tiempo, recibió una llamada de su centro de salud, informándole de que su bebé había estado expuesto al sarampión.

Image credits: Jennifer Hibben-White

En esos momentos, su hijo Griffin tenía solo 15 días, y era demasiado joven para ser vacunado. Los niños normalmente reciben su primera vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubeola entre los 12 y 15 meses de edad. Hasta entonces tienen que depender de la llamada inmunidad de grupo, una protección indirecta contra las enfermedades infecciosas que ocurre cuando un gran porcentaje de la población se ha vuelto inmune a una infección, proporcionando protección a individuos que no son inmunes. Devastada y furiosa, Jennifer escribió unas elocuentes palabras en Facebook, y la gente enseguida se posicionó en su favor. Aquí debajo puedes leer su mensaje, que ha sido compartido más de 640.000 veces y decirnos qué te parece en los comentarios.

Image credits: thestar.com

Image credits: Jennifer Hibben-White

Image credits: Jennifer Hibben-White

Por fortuna, tras no mostrar síntomas del virus durante el periodo de incubación, se declaró que Griffin estaba sano.

La gente tuvo mucho que decir sobre esta difícil situación