Parece ser que las mujeres racistas denunciando tonterías son un tipo de persona más que individuos sueltos. Hace poco, otra mujer blanca amenazó a unas personas negras por el mero hecho de existir, y cuando salió a la luz, causó estragos en la redes, con serias consecuencias.

Todo comenzó la noche del 19 de Octubre en Charlotte, Carolina del Norte. Chele Garris y su hermana Erin Garris esperaban frente a su edificio esperando que llegaran los de reparaciones para su coche. Mientras estaban ahí de pie, una mujer blanca de mediana edad muy borracha decidió acercarse a ellas. Como cada vez se volvía más molesta, Chele decidió grabarlo todo.

La mujer presumió de su trabajo de “125.000$ al año”, las llamó z*rras y les preguntó si esperaban a su chulo. A pesar de que las hermanas le pedían que se marchara, no lo hizo. Cuando una de las víctimas llamó a la policía, la señora gritó: “¿Tengo que sacar el arma que tengo guardada? Esto es Carolina del Norte, por cierto.”

Una de las ahijadas de las mujeres negras subió las imágenes a internet y se volvieron virales inmediatamente. Tras solo un par de días, la mujer blanca, identificada como Susan Westwood, perdió su trabajo en Spectrum, fue desahuciada y ahora se enfrenta a cargos criminales.

Aquí debajo puedes ver el vídeo, que lleva más de 1 millón de reproducciones en distintas redes sociales, y decirnos qué te parece todo esto en los comentarios.

Más información en: FacebookTwitter

Una mujer blanca amenazó a 2 hermanas negras, y cuando salió a la luz, causó estragos en la redes, con serias consecuencias

Aquí debajo puedes verlo todo en vídeo:

Pero la historia no acabó ahí: