Esta rana de ceño fruncido no está triste o enfadada… es el aspecto habitual de la rana negra de lluvia.

Esta especie solo se encuentra en las colinas del sur de Cabo Fold Belt en Sudáfrica, a más de 1000 metros de altura. Ya que a esta rana le gusta enterrarse, habita en zonas de fynbos y linderos del bosque, y ni siquiera necesita que haya un cuerpo de agua cerca.

Image credits: Delport Botma

Image credits: 22sect

Cuando esta rana se siente amenazada, se hincha, su cuerpo se agranda y se comporta de modo más agresivo.

Pero eso no significa que odie la compañía, al contrario. En la época de apareamiento, la hembra secreta una sustancia pegajosa en su lomo para que el macho no se caiga, llamada amplexo adhesivo. Literalmente, no deja marchar a su pareja.

Image credits: weshalljoinourhouses

Image credits: DamianVanAswegen

Image credits: thewondersofthenatrual

Image credits: thewondersofthenatrual

Image credits: critter_friend_facts

Image credits: Pedrica1

Image credits: pleasemyavocadoitssosad

Image credits: amgry.frog

Escuchad el ruidito que hace:

Esta es la rana de lluvia del desierto. Vive en una pequeña zona costera entre Namibia y Sudáfrica, y pasa la mayor parte del día enterrada en las dunas de arena.

Tiene rebordes en las patas traseras que le sirven para excavar y moverse más fácilmente en terreno costero.

La pequeña zona del mundo donde habita suele tener a menudo niebla marina, lo que mantiene la arena húmeda en una zona que de otro modo es árida. Tienen un parche transparente en la barriga con muchos conductos y capilares sanguíneos desde donde pueden absorber agua directamente desde la arena.

Aunque parezca adorable, es conocida por su “feroz rugido”. Cada especie de rana tiene una llamada propia, pero esta lo saca de dentro cuando defiende su terreno, algo que descubrió el fotógrafo Dean Boshoff cuando hacía fotos en las dunas de Port Nolloth en la proncincia de Cabo del Norte.

Esto es lo que dijo la gente sobre estas ranas: