El mundo está lleno de lugares históricos maravillosos, como palacios, castillos y demás. Sin embargo, el paso del tiempo deja más mella en unos que en otros. Y aunque hoy en día algunas perduran, la mayoría de estas fantásticas estructuras están enterradas, destrozadas o en ruinas. Es una pena que no podamos ver esas ruinas en su antigua gloria.

¿O quizá sí? Los artistas del 3D más talentosos y la tecnología actual nos permiten echar una ojeada al aspecto que tenían en el pasado estos famosos lugares. La gente de Budget Direct ha reconstruido 7 palacios históricos del mundo en 3D y nos permiten verlos en su antigua gloria. Así que sin más, vamos a sumergirnos en las profundidades de la historia.

Más información en: budgetdirect.com.au | Facebook | youtube.com

Sans Souci, Haití

Image credits: Budget Direct

El general revolucionario Henry Christophe se declaró a sí mismo rey del Norte de Haiti en 1811. Por un lado, este dictador de pacotilla devolvió a los haitianos a un estado casi de esclavitud y precipitó a la nación a una guerra civil de 13 años. Por otro lado, al parecer era un brillante legislador que transformó una colonia de antiguos esclavos en una nación lo bastante influyente como para forzar concesiones de los grandes imperios europeos.

Aunque su legado es debatible, la belleza de su palacio no lo es. Se lo llamó «Versalles del Caribe», y sus escalinatas y terrazas majestuosas son un monumento a la independencia de Haití.

Qal’eh Dokhtar, Irán

Image credits: Budget Direct

Ardašīr construyó Qal’eh Dokhar como una «fortaleza barrera» durante el tercer siglo tras la fundación del Imperio Sasánida en Irán. En el tercer piso de la fortaleza se encontraba su residencia real, pero con el tiempo se construyó un palacio mayor en las cercanías.

Técnicamente, Qal’eh Dokhtar es un castillo, no un palacio, al estar fortificado. Sin embargo, viendo sus impersionantes muros, hemos dejado de lado las etiquetas. Qal’eh Dokhtar luce el que quizá sea el ejemplo más antiguo de chartaq iraní (un cuadrado de 4 arcos que soportan una cúpula), que se convirtió en un rasgo importante de la arquitectura tradicional iraní.

Palacio de Cnosos, Grecia

Image credits: Budget Direct

Este es el palacio más antiguo de la lista, construido alrededor del 1700 a.C. Además de su función política, también estaba designado como centro económico y religioso de la misteriosa civilización minoica. Cnosos fue destruido alrededor del 1375 a.C., y sobrevivió a invasiones, incendios y terremotos durante casi un siglo más que otros complejos minoicos similares.

Sin una forma de descifrar la escritura minoica, los muchos  e impresionantes frescos de las ruinas son clave para entender la cultura minoica. Por ejemplo, uno muestra el deporte de la taurocatapsia. Este deporte pudo haber dado lugar a la leyenda del Minotauro, esta criatura caníbal medio toro medio humana de la posterior mitología griega.

Palacio Ruzhany, Bielorrusia

Image credits: Budget Direct

La familia Sapieha, poderosa e influyente en la Mancomunidad polaco-lituana, construyó el palacio Ruzhany a finales del siglo XVIII, en el lugar donde estaba su anterior castillo. En su momento, el famoso teatro de Ruzhany daba trabajo a más de 100 actores. El palacio también tenía una biblioteca famosa y una gran colección de pintura.

En 1831 el palacio fue cedido a la familia Pines como fábrica textil, lo que trajo riqueza a la comunidad judía local. El palacio Ruzhany, la comunidad judía y la independencia política, todo ello acabó violentamente durante la 2ª Guerra Mundial. Hoy en día, la región está controlada por Bielorrusia, que ha comenzado a restaurar Ruzhany.

Palacio Dungur, “Palacio de la reina de Saba,” Etiopía

Image credits: Budget Direct

El palacio Dungur se encuentra en el pueblo de Aksum en Etiopía, que una vez fue la burbujeante capital de un imperio africano que se extendía desde el sur de Egipto hasta Yemen. Esta mansión del siglo VI contiene aproximadamente 50 habitaciones, incluyendo una zona de baños, cocina y una (posible) sala del trono.

Poco se sabe de la historia del edificio en sí. Se lo llama «el palacio de la reina de Saba» más como deseo de que lo sea. Sin embargo, al descubrirse una talla de una «bella mujer» durante las excavaciones ha aumentado las esperanzas de que la residencia real de la reina se encuentre bajo Dungur.

Palacio Clarendon, Reino Unido

Image credits: Budget Direct

A pesar de que en su interior se creó un documento legal inglés muy significativo, este palacio del siglo XII ha sido casi olvidado. Las «Constituciones de Clarendon» fueron el intento de Enrique II de conseguir autoridad legal sobre los eclesiásticos, pero en vez de ello, exacerbó un feudo con su amigo Thomas Beckett. Este feudo acabó llevando al martirio del Arzobispo Beckett.

Enrique III expandió el palacio, encargó una chimenea tallada y una capilla con vidrieras. En el siglo XVI, Clarendon era un complejo real en expansión. Fue el sitio favorito de retiro de muchos monarcas hasta la era Tudor, cuando los altos costes de su mantenimiento dieron como resultado su veloz deterioro. Hoy en día, solo uno de sus muros permanece en pie.

Husuni Kubwa, Tanzania

Image credits: Budget Direct

La isla de Kilwa Kisiwani fue uno de los sultanatos más importantes en la red de comercio de la «Costa Swahili, conectando África Oriental con el mundo árabe. Durante más de 300 años, oro y marfil salieron de sus puertos, mientras llegaba seda y porcelana china. El palacio del siglo XIV en Husuni Kubwa es solo una de las muchas ruinas de piedra coral que hay por la isla.

Husuni Kubwa fue construida por el Sultán al-Hasan ibn Sulaiman. Tenía más de 100 habitaciones, una piscina octogonal y una zona de montaje para cargar la mercancía en barcos. Husuni Kubwa, junto con otras moradas Kilwa, también estaba equipado con fontanería interior.