Esta madre de 44 años se ha convertido en una inspiración para los londinenses que han sufrido en sus carnes el robo de sus bicicletas. Hace poco, Sharron Jenson decidió recuperar ella misma su bicicleta de 915$ después de que la policía cerrara el caso por “falta de pruebas”. Y para hacerlo se convirtió en toda una detective de paisano.

Días después de que le robaran la bicicleta de su calle, Sharron la encontró anunciada en Gumtree. “La policía me dijo que contactara con el anunciante, pero que no fuera yo sola a verle. Me dijeron que lo retrasara todo lo posible y se lo dijera a ellos, y verían si tenían a alguien para que fuera conmigo a recuperarla,” dijo.

A pesar de tener el nombre del ladrón, su teléfono y su dirección, las autoridades no quisieron ayudarla. “Revisaron toda la información y decidieron que era insuficiente para proceder con una investigación,” dijo un portavoz de la policía metropolitana.

Pero Jenson no se rindió. Simulando ser una potencial cliente, se compró una tarjeta sim, muy barata, contactó con el vendedor, acordando quedar para “probarla”. “Me hizo darme cuenta lo mal que está aquí la policía. Es increíble que las víctimas de crímenes tengan que investigar ellos mismos y recuperar sus propios objetos robados. Y aún así no hacen nada. Me enfada mucho.”

Esta ama de casa fue sola a encontrarse con el ladrón. “Quedamos en otro sitio y fuimos andando hasta su casa. Me pidió varias veces que entrara, pero le dije que no. Estaba muy asustada. Pensaba si sabía dónde me metía. Solo era un ladrón de bicis, pero me estaba enfrentando a él, estaba muy nerviosa.”

Identificó la bici para asegurarse de que era la suya y le pidió que le dejara probarla. Jenson incluso pensó dejarle como señal al ladrón un bolso de mano vacío que había traido como señuelo. “Pensaba que esto era muy peligroso, pero sabía que era mi única oportunidad. Así que me alejé pedaleando, y al llegar a la esquina pensé que era ahora o nunca. Vi que no me perseguía y seguí adelante.”

Cada vez pedaleó más rápido y más lejos, hasta que se ocultó en una tienda, donde el personal le ofreció vigilar su bicicleta mientras ella iba a por su coche. Al final, el ladrón se dió cuenta de lo que pasaba. Escribió un mensaje exigiendo que le devolviera la bici y después la llamó, pero Sharron se rió, le dijo que la bici era suya y colgó inmediatamente.

(via dailymail)

Hace poco, un ladrón le robó a Sharron Jenson su bicicleta de 915$

Sin embargo, unos días después encontró la bicicleta anunciada en Gumtree, y contactó con la policía

Pero no quisieron ayudarla por “falta de pruebas·, aunque Jenson tenía el nombre, teléfono y dirección del ladrón

Sharron decidió ocuparse de ello personalmente y escribió al vendedor simulando ser una posible compradora

Se aseguró de que era su bici y le pidió que le dejara probarla: “Vi que no me perseguía y seguí adelante”

El ladrón le mandó un mensaje exigiendo que devolviera la bici y después la llamó

Sharron se rió, le dijo que la bici era suya y colgó inmediatamente

“No me extraña que los criminales piensen que se pueden salir con la suya, porque realmente pueden”

Esto dijo la gente sobre las dificultades de Sharron: