Perder a un amigo es muy duro, y no importa si es humano o una bolita de pelo de cuatro patas, duele igual. Quienquiera que haya experimentado algo así, seguramente daría cualquier cosa por recuperar a su amigo, pero no todo el mundo tiene esa suerte. Quien si la tuvo fue esta mujer llamada Nicole Grimes, que vive en Pensilvania. Compartió la historia de cómo perdió a su querido perro y como bastantes años después, lo recuperó, y la conmovedora historia hizo a bastante gente creer que los finales felices no ocurren solo en las películas. Cuando Nicole era una niña, quería un perrito, y a los 10 años, su abuela le regaló un cruce de caniche y pomeranio. Nicole adoraba a su nueva amiga y la llamó Chloe.

Más información en: Facebook | Facebook

Para una niña de esa edad, le parecía que nadie podría separarlos, pero tras 4 años juntos, por exigencias del nuevo trabajo de su padre, tuvieron que entregar a Chloe a la Sociedad Humana de Washngton. Y ahí acabó todo… o eso parecía, hasta un momento mágico 7 años después.

Cuando Nicole ya era adulta y creó su propia familia, vio en FB un anuncio sobre un perro anciano llamado Chloe que necesitaba un hogar. De algún modo, pensó que se parecía a su Chloe, y decidió adoptarla.

Solo tras pasar un tiempo con el perro comenzó a notar cosas y creer que de verdad era Chloe, el perro de su infancia, y ahora estaban juntas de nuevo. Aquí puedes leer su historia.