Un domingo por la mañana, mientras caminaba frente a una fábrica en Río Grande, Argentina, escuché un perro quejarse. Luego de investigar un poco, lo encontré atrapado entre dos containers.

La separación entre los contenedores, se hacía más estrecha en uno de los extremos, por lo que el animal quedó atrapado justo antes de llegar al final.

Luego de alertar al encargado de la empresa, llamamos a Defensa Civil. Minutos después, llegó el director de DC para evaluar la situación.

Era imposible mover los containers ya que estaban cargados de chatarra. Por lo complejo de la situación, Defesa Civil pidió ayuda a los Bomberos Voluntarios y al Municipio.

Al perro se lo veía dolorido pero estaba tranquilo. Ya no lloraba y se dejaba acariciar .

Los Bomberos junto con el veterinario, decidieron utilizar sogas para moverlo lentamente hacia atrás. Con mucho trabajo y cuidado, pudieron sacarlo sano y salvo. Personal de zoonosis leyó el chip y llevaron el perro para tenerlo en custodia hasta que su familia lo fuera a buscar.

More info: Facebook

El perro quedó atrapado al intentar pasar entre dos containers.

Una vez que nos vio ayudándolo, se quedó tranquilo a la espera del rescate.

Los Bomberos Voluntarios se suman al operativo.

En primer lugar, cavan un pozo para consegur algo de movilidad.

Un bombero lo calma mientras le aseguran dos sogas.

Tras varios intentos, es rescatado sin lesiones.

Una vez afuera, los rescatistas le dan una afectuosa recibida.

Final feliz para el operativo de rescate.