Leanna Carr tiene 26 años, es de Colorado y es entrenadora y practica levantamiento de potencia. La otra semana estaba visitando Dublín, en Irlanda, cuando le ocurrió algo nada positivo. El 21 de abril subió una foto de sus nudillos hinchados en Twitter, tras golpear a un hombre que la había acosado sexualmente en la calle.

“Iba por la calle en Dublín y un hombre me agarró del culo,” escribió. “Se rió como un histérico y dijo ‘eres americana, así que seguramente te ha gustado’. Viajar sola me ha debido hacer mejor persona, porque mi primera reacción ha sido golpearle en la cara.”

A primera vista, Leanna parece una chica dulce como cualquier otra, que por supuesto, atrae la atención de los hombres. Sin embargo, esa no es razón para violar su espacio personal con tal comportamiento, y el hombre se llevó su merecido. Para muchas mujeres, el acoso sexual es un tema dolorosamente incómodo que acaba llevando a que no digan nada. Pero no es el caso de Leanna. “Nunca soy violenta,y  nunca había golpeado antes a nadie, pero me enfadé tanto y tenía tanta adrenalina que esa fue mi reacción. Le di fuerte en el pómulo,” dijo a The Irish Independent. Admite que si el ataque hubiera sido en un sitio menos público, quizá no habría tenido confianza para actuar así. Pero ocurrió a plena luz del día en una calle concurrida, y supo que tenía que enseñarle una lección.

Después, cuando le bajó la adrenalina, no estuvo tan segura de su decisión. Su publicación en Twitter recibió apoyo de hombres y mujeres, con más de 25.000 likes. Solo unos cuantos no creyeron la historia, ya que les parecía improbable que tal cosa le ocurriera a nadie en Dublín.

“A lo mejor no lo has visto, pero eso no significa que no ocurra. No importa en qué país estés, el acoso sexual ocurre diariamente, por parte de completos desconocidos, y la mayoría de mujeres no conocen cuál es el modo correcto de responder a ello. En el pasado, habría estado demasiado asustada para enfrentarme a la situación. Seguramente me habría ido, y ese hombre habría seguido tocando a mujeres inocentes. Nunca uso Twitter y no escribí esto para llamar la atención, pero me alegro de que se haya vuelto viral. Esto es muy común y espero que anime a más mujeres a sentirse cómodas y hacerse valer si les ocurre algo así.”

Leanna tiene 26 años y se volvió viral tras golpear a un hombre que la acosó sexualmente en Dublín

El 21 de abril subió una foto de sus nudillos hinchados a Twitter, contando su experiencia

Image credits: Leanna_Carr

Si el tipo hubiera sabido con quién se las veía, igual se lo habría pensado dos veces

Leanna Carr es entrenadora y levantadora de potencia profesional, y no iba a dejar que la situación pasara como si nada

“Nunca soy violenta,y  nunca había golpeado antes a nadie, pero me enfadé tanto y tenía tanta adrenalina que esa fue mi reacción”

Admite que si el ataque hubiera sido en un sitio menos público, quizá no habría tenido confianza para actuar así. Pero ocurrió a plena luz del día en una calle concurrida, y supo que tenía que enseñarle una lección

“En el pasado, habría estado demasiado asustada para enfrentarme a la situación. Seguramente me habría ido, y ese hombre habría seguido tocando a mujeres inocentes”

“No importa en qué país estés, el acoso sexual ocurre diariamente, por parte de completos desconocidos, y la mayoría de mujeres no conocen cuál es el modo correcto de responder a ello”

Después, cuando le bajó la adrenalina, no estuvo tan segura de su decisión. Su publicación en Twitter recibió apoyo de hombres y mujeres, con más de 25.000 likes

Image credits: simon_maybury

Image credits: mikekellyAVIR

Image credits: HealthyBalance8

Solo unos cuantos no creyeron la historia, ya que les parecía improbable que tal cosa le ocurriera a nadie en Dublín

Image credits: BookiesBad

Image credits: boxnchill

Esta tuitera se pregunta si la violencia es la respuesta, y nos gustaría saber qué piensas en los comentarios

Image credits: Marjayhan