Ya conoces esos clásicos carteles de “se busca” que la policía lleva usando desde los tiempos del salvaje Oeste para avisar a la gente que hay un criminal que quieren pillar. Bueno, ahora se han vuelto interactivos. En estos días, a menudo se publican en la página de Facebook de la policía, y a veces, solo a veces, el mismo fugitivo responde. Esto es lo que pasó recientemente en Richmond, cuando la policía lanzó un “se busca” para Anthony Akers, de 38 años, por Incumplimiento.

Este tipo de publicaciones ocurren regularmente, y no se espera mucho de ellas. Pero esta vez, el primer comentario era del propio Anthony. “Calmaos todos, me voy a entregar,” decía. Pero tenía asuntos que atender antes de pasar un mes tras las rejas. La policía, sorprendida de que fuera tan bien, decidió seguirle el juego

Por desgracia para ellos, Anthony se hizo el duro, y lo que siguió fue bastante gracioso. Como en toda buena relación, hasta la de policía/criminal, la buena comunicación es la clave para no acabar mal.

Al final se encontraron, y solo podemos asumir que Anthony se encuentra aún allí, sumido en el cálido abrazo de una celda.