¡Por supuesto que puedes tirar los cabos de los apios! Pero también puedes usarlos para cosechar una nueva tanda. La comida fresca y saludable no está reservada únicamente para aquellos con billeteras que puedan sobrevivir a una visita a la sección de productos orgánicos del supermercado. Cualquiera de nosotros, con un recipiente y unos pocos rayos de sol puede hacer que crezca algo para comer o admirar más adelante. Con tan solo reemplazar uno o dos elementos de un plato por aquellos de nuestra cosecha, agregaremos mucha diversión y sabor a nuestro mundo. A continuación, puedes ver por dónde empezar. ¡Bon appétit!

#1

Cultivar hongos a partir de los tallos

Cultivar hongos a partir de los tallos

“Planta tallos de hongos en tierra junto con abono o café usado, y mantenlos en un ambiente húmedo, preferiblemente si es fresco de noche. Puede ser complicado que crezcan, pero unos días después o comenzarán a brotar nuevas cabezas de los tallos o estos se pudrirán”.

diymorning. Reportar

Para saber más acerca de cultivar alimentos, Bored Panda se contactó con Catherine Hughes, la creadora del blog sobre el hogar y la jardinería Growing Family

Huges señaló que los distintos vegetales vuelven a crecer de maneras diferentes; algunos pueden volver a la vida gracias a las semillas de la planta original, mientras que con otros puedes recuperar una parte de la planta original. ¡Siempre trata de investigar sobre el tema! 

“La manera más fácil de intentar hacer que un vegetal vuelva a crecer es hacerlo dentro de la casa, idealmente dentro de un plato o un contenedor en el alféizar de una ventana”, explicó Hughes. “Acuérdate de regarlas a menudo”.

#2

Cebollines

Cebollines

“Coloca los cebollines cortados en un vaso de agua y volverán a crecer. Tuve que probarlo por mi cuenta.

 

Corté algunos cebollines y los puse con la raíz para abajo en un jarrito de vidrio, que dejé sobre el fregadero. Volví a llenarlo con agua una o dos veces cuando vi que casi se había evaporado por completo. Aparte de eso, no hice más nada. Para mi sorpresa, crecieron bastante rápido. Luego de uno o dos días habían crecido de nuevo, y en una semana tenían unos 8 o 10 centímetros de cebollín nuevo”.

friendseat Reportar

Aquellos que son nuevos en esto quizás quieran empezar con algo más ameno. “Si cultivas verduras para ensalada a partir de semillas, un montón de variedades siguen generando nuevas hojas, incluso luego de cosecharlas. Inclínate por las variedades con la etiqueta ´pueden volver a crecer´, y trata de sacarles las hojas de a poco y a menudo. Si las cosechas todas al mismo tiempo, la planta tendrá problemas para recuperarse”, explicó Hughes.

Según ella, el ajo es otra buena opción. “Todo lo que tienes que hacer es plantar un solo diente en una maceta, alrededor de 3 centímetros bajo la superficie, con la punta para arriba. Riégala cuando veas que la tierra esté seca. Cuando las hojas comiencen a volverse amarillas, puedes cosechar tu cabeza de ajo”.

“El apio también vuelve a crecer con facilidad; solo tienes que colocar la base en un plato playo con algo de agua, y pronto comenzarán a brotar hojas nuevas”, agregó Hughes. “Cambia el agua cada varios días, y transfiérelo a una maceta con tierra cuando se formen raíces”.

#3

Remojar la raíz de un puerro en un agua caliente permite que crezcan hojas nuevas

Remojar la raíz de un puerro en un agua caliente permite que crezcan hojas nuevas

pandavegan Reportar

A medida que te sientas más cómodo cuidando tus vegetales, puedes probar con algo más ambicioso, como los aguacates. “Son complicados [porque] es necesario que el carozo quede suspendido en un vaso de agua de tal manera que esté semi sumergido y hay que prestar atención al nivel del agua”, dijo Hughes. “Además, ¡una planta de aguacates puede tomar más de diez años en dar frutos!”

Si no quieres esperar mucho tiempo, prueba con el jengibre. “Es otro vegetal que es un desafío hacer que crezca nuevamente. No es difícil de plantar, pero necesita un ambiente húmedo y cálido para crecer, y puede tomar hasta un año para dar frutos”.

El cultivo de plantas es un pasatiempo fantástico no solo por los alimentos que da como resultado, sino porque además puede aumentar la autoestima, reducir el estrés y ayudarte a combatir la soledad. Pruébalo, incluso si fallas, te traerá beneficios.

#4

Haz que crezcan patatas nuevas de unas viejas

Haz que crezcan patatas nuevas de unas viejas

En lugar de tirar las patatas viejas con raíces, simplemente las puedes cortar en varios pedazos y plantarlas en el suelo para que crezcan nuevas. Cada raíz puede crecer hasta formar una nueva patata.

gardengatemagazine Reportar

#5

Menta

Menta

Simplemente coloca un tallo de unos 10 centímetros en un vaso de agua, y asegúrate que las hojas queden bien por encima del nivel de agua. Las raíces comenzarán a crecer pronto y, ni bien las raíces crezcan bien, puedes trasplantar los tallos a un contenedor, o directamente a tu jardín.

Illustrious Reportar

#6

Zanahorias

Zanahorias

Sumerge los cabos de las zanahorias en un plato poco profundo lleno de agua, déjalos ahí durante una semana y luego transfiere las plantas a la tierra cuando hayan crecido las raíces. Los cabos crecerán verdes y hermosos. Son geniales para reemplazar al perejil en ensaladas y pestos, o simplemente como plantas de interior.

greensguru Reportar

#7

Albahaca y cilantro

Albahaca y cilantro

La mayoría de los racimos de hierbas cortadas (las que consigues en los supermercados) pueden crecer hasta convertirse en plantas nuevas si les sacas las hojas de más abajo del tallo (pero conservas las de arriba) y las pones en remojo, con el lado del corte mirando hacia abajo, en agua caliente. Una vez que las raíces hayan crecido, plántalas en la tierra y mira cómo crecen.

numbertenstudios Reportar

#8

Frutillas

Frutillas

Corta con cuidado la piel externa (que contiene las semillas), o quítales las semillas con una pinza. Coloca la piel o las semillas en un contenedor con tierra, cúbrelas, y ubícalas en un lugar con sol y échales agua con frecuencia hasta que salgan los brotes. Luego trasplanta los brotes a una maceta para frutillas o a un jardín externo en primavera.

Snapdragon Reportar

#9

Limones

Limones

Los árboles de limón pueden crecer a partir de las semillas y, si vives en un área en donde los inviernos son muy fríos, puedes simplemente hacer crecer un árbol pequeño de interior. Las plantas de limones Meyer suelen ser más pequeñas, así que elige este tipo para tener un limonero dentro de tu casa. Comenzará a dar frutos en un par de años así que recuerda que no obtendrás limones el mismo año que lo plantes. Solo asegúrate de limpiar y secar las semillas antes de plantarlas y elige una tierra que sea rica en nutrientes para obtener mejores resultados.

diymorning Reportar

#10

El repollo chino puede volver a crecer

El repollo chino puede volver a crecer

greensguru Reportar

#11

Ajo

Ajo

Todo lo que necesitas:

Un contenedor transparente y pequeño (usé unos pequeños vasos de plástico para tragos, para que mis otros vasos de tragos no olieran a ajo… ron de coco + ajo = ¡qué asco!).

Diente de ajo sin pelar (asegúrate que el ajo provenga de tu mercado local).

Agua.

Agrega un poco de agua en el fondo de tu vaso o pequeño contenedor, lo suficiente como para cubrir la parte de debajo del ajo (no sumerjas todo el diente o se pudrirá).

Mantenlo así en el alfeizar de tu ventana y luego de unos días, ¡tendrás escapos! Déjalos crecer hasta que tengan varios centímetros de altura y después córtalos.
 

myheartbeets Reportar

#12

Romero

Romero

Puedes hacer crecer el romero solo utilizando un esqueje y lo único que necesitas es una maceta con tierra. Primero debes cortar una hoja o tallo de una planta grande y dejarla crecer dentro de un recipiente con agua durante algunas semanas. Luego de esto podrás transplantarla a la maceta; la tierra debe estar húmeda, pero no empapada. En unos pocos meses, tendrás una planta de romero completamente desarrollada. A esta planta no le va muy bien durante el invierno, así que puedes tener esto en mente como un proyecto para el verano.

17apart Reportar

#13

Apio

Apio

La base del apio puede rebrotar si le das un poco de amor. Lo único que tienes que hacer es poner la base de un apio con las raíces hacia abajo sobre un plato con agua y junto a una ventana donde dé el sol. Después de una semana, las raíces comenzarán a crecer y podrás transplantarla.

gettystewart Reportar

#14

Tomates

Tomates

Los tomates pueden crecer con facilidad si tan solo guardas esas semillas que probablemente ibas a tirar. Lo único que tienes que hacer es lavarlas y dejarlas secar para luego plantarlas en una maceta con tierra buena y abundante hasta que comiences a verlas crecer. Deja que las semillas crezcan un par de centímetros antes de llevarlas al exterior. Durante el invierno puedes dejar crecer los tomates en el interior de tu casa, solo recuerda mantenerlos en un área donde reciban abundante luz solar y regarlos un par de veces a la semana.

diymorning Reportar

#15

Tallos de citronela

Tallos de citronela

Remoja en agua tibia los tallos de citronela con las raíces hacia abajo. Luego de algunas semanas, ¡podrás trasplantar los tallos enraizados a la tierra y ver crecer tu citronela!

artisticanyadesigns Reportar

#16

Hinojo

Hinojo

Simplemente tienes que poner un tallo de unos 10 centímetros dentro de un vaso con agua, asegurándote de que las hojas se encuentren sobre el nivel del agua. Las raíces comenzarán a crecer rápidamente y, tan pronto como se desarrollen, estos gajos podrán trasplantarse a una maceta o directamente a tu jardín.

gardeningknowhow Reportar

#17

Brotes de soja

Brotes de soja

Esto no toma mucho trabajo, aunque involucra algunos pasos. Puedes optar por cortar la parte con los frijoles en el brote, o comprar los frijoles en tu mercado local. Remójalos completamente en una taza de agua, mezclándolos con la mano. Déjalos remojados por 24 horas para que la semilla comience a germinar. Después de eso, cúbrelos con dos toallas de papel, una por debajo y otra por arriba. Espera unas pocas semanas, ¡y deberían haber crecido tan alto como la hierba!

frugalforless Reportar

#18

Cerezas

Cerezas

Puedes hacer crecer tu propio árbol de cerezos a partir del carozo de una cereza, aunque toma algo de tiempo que un árbol crezca por completo. Deberás dejar el hueso de la cereza en el refrigerador por algunas semanas, para que germine. Para lograr esto, simplemente limpia el carozo, envuélvelo con tierra rica en nutrientes, y guárdalo en un recipiente con tapa dentro de la heladera. Déjalo así por unas doce semanas, y luego plántalo al aire libre.

diymorning Reportar

#19

Rábanos

Rábanos

Todo lo que necesitas para esto es un vaso de agua, palillos de dientes, tierra para macetas y algunos rábanos. Toma el rábano, córtalo a la mitad y saca algunas de las hojas verdes de la parte superior, pero asegúrate de dejar, al menos, una pequeña parte. Coloca la mitad superior sobre el agua, utilizando los palillos para suspender el rábano por encima del vaso. Solo asegúrate de no sumergirlo por completo. En unas pocas semanas, notarás que las raíces comienzan a crecer desde la parte inferior. A partir de allí, podrás trasplantarlo a una maceta con tierra, si así lo deseas. Realmente, es un proceso muy sencillo. Si no funciona, intenta de nuevo con la mitad inferior.

pennington Reportar

See Also on Bored Panda
#20

Nabos

Nabos

Colocamos esta planta cerca de las remolachas y de los colinabos dado que la forma en que crecen es muy similar. Estas tres plantas comienzan a desarrollar raíces y hojas verdes desde su parte superior. Corta el extremo del tallo y espera hasta que las raíces vuelvan a crecer. Una vez que esto haya ocurrido, luego de unas pocas semanas, podrás trasplantar el nabo a una maceta con tierra. Tomará unos tres meses que la planta madure completamente. Al igual que las remolachas y los colinabos, los nabos crecen mucho mejor en condiciones climáticas adversas, en comparación a la mayoría de los otros vegetales.

diymorning Reportar