He creado esta riñonera llamada dadbag porque estoy desesperado por tener un cuerpo de padre, pero también me preocupan los riesgos de salud que conlleva. La solución es muy sencilla: una riñonera con una auténtica barriga como las de los padres estampada. Ahora puedo tener un cuerpo de padre cuando quiera, y hasta guardar objetos en ella.

Dadbag aún no está a la venta, pero aún estoy a la búsqueda de asociados y fabricantes para poder producirla en masa pronto, con suerte.

Más información en: thedadbag.com