Rosemary Capitolo es una abuela de 71 años que vive en San Jose, California, y que no se detiene ante nada, ni siquiera ante el cáncer de ovarios que sufre. Después de perder su pelo por la quimioterapia, ella misma tejió una bonita peluca roja para usar en Halloween como disfraz, y ha decidido llevarla todo el rato.

Las imágenes de su genial peluca y su esperanzadora actitud ante todo, se volvieron virales después de que su nieta Megan Shone las compartiera en twitter. Aunque muchos sitios dicen que esto es actual, en realidad Rosemary tejió su peluca para Halloween de 2013… ¡y aún sigue adelante!

Más información en: Facebook | Twitter (Megan Shone) (via: huffpost)

Rosemary con su peluca en Halloween 2013: