A principios de Septiembre encontraron a Mama Pickles, una adorable pitbull, perdida ella sola por las calles. Sus rescatadores vieron enseguida que necesitaba ayuda, ya que la perrita, de 2 años, estaba muy embarazada. El personal de control de animales la sacó de la calle e intentó averiguar de dónde había salido. Consiguieron contactar con sus dueños, pero estos les dijeron que ya no necesitaban a Pickles y que la habían dejado en un refugio.

Más información en: Pits And Giggles Rescue | Enchanted Hills Photography

Encontraron a esta pitbull de 2 años embarazada y vagabundeando por la calle

Image credits: Enchanted Hills Photography

El parto del pitbull era inminente, y su barriga tan enorme que necesitaba más ayuda de la que podía proporcionar el refugio, pero por suerte recibió ayuda de Pits & Giggles Rescue, una ONG especializada en cuidar a perritas preñadas y a sus cachorros. Aunque la barriga de Mama Pickles era tan enorme que hasta le costaba caminar, no paraba de saltar al conocer a sus nuevos amigos rescatadores.

Sus dueños decidieron que ya no la necesitaban

Image credits: Pits And Giggles Rescue

Lauren Casteen Sykes, voluntaria de Pits & Giggles Rescue y fotógrafa explicó la misión de la ONG: “Están especializados en rescates de madres y sus cuidados. Salvan a madres que están preñadas o amamantando en refugios y proporcionan los cuidados que necesitan para parir o criar a sus cachorros de forma segura. Antes de ser adoptados, las madres y sus cachorros son esterilizados y se les busca el mejor hogar posible según su personalidad y necesidades. Fotografiar a estas madres y sus cachorritos les proporciona la visibilidad necesaria para ser adoptados.”

Así que los rescatadores se la llevaron

Image credits: Enchanted Hills Photography

Lauren es la fotógrafa de Enchanted Hills Photography y hace fotoso voluntariamente en Pits & Giggles Rescue para ayudar a que sean adoptados. “Cuando Pits & Giggles me llamaron contándome que acababan de traer a una mamá super orgullosa y feliz, explicaron que querían hacer fotos para conservar esos preciosos momentos.” En cuanto Pickles llegó, Lauren supo que tenía que hacerle una sesión de fotos de maternidad, y por supuesto, el resultado es de lo más adorable.

Lauren Casteen Sykes (fotógrafa y voluntaria) decidió que Mama Pickles necesitaba una sesión de fotos de maternidad

Image credits: Enchanted Hills Photography

Todos quedaron encantados con las poses de Mama Pickles, ya que parecía toda una diva. Sin embargo, su enorme barriga no paraba de estar en medio, y la entorpecía, lo que era muy gracioso. “Es toda una modelo. Tiene las patas muy cortas para la pasarela, pero le encantó todo el cariño y la atención que recibía. Lo más difícil era hacer que dejara de lamernos. Siempre quería mimos y que le rascáramos la barrigota. Estaba tan emocionada que apenas podía sentarse quieta. Ver a Pickles sacando la lengua, moviendo la cola y tan contenta, fue lo más satisfactorio. Estoy muy agradecida a la gente de Pits & Giggles por haber rescatado a esta dulce mamá.”

Poco después de la primera sesión de fotos, Mama Pickles dio a luz a sus cachorros

Image credits: Enchanted Hills Photography

Poco después, Mama Pickles dio a luz a 8 cachorritos maravillosos y sanos, todos hembras. Así que lo natural  era hacer otra sesión de fotos con ellas. Esta vez, Pickles parecía aún más orgullosa junto a sus recién nacidos. Sus cuidadores dicen que es una buena madre y cuida muy bien de sus pequeñas.

Así que hicieron otra sesión de fotos con ellos

Image credits: Enchanted Hills Photography

“Se nota que la usaron para criar repetdas veces, y nos alegra decir que esta es su última camada.” En unos meses, Mamá Pickles y sus 8 cachorros estarán listos para ser puestos en adopción y encontrar hogares. Hasta entonces, viven en el centro de rescate, donde Lauren lleva 2 años siendo voluntaria: “No han sido solo sesiones de fotos, también hemos tenido perros de acogida y hemos adoptado. Hace 3 años mi marido Brad y yo adoptamos a nuestro primer perro rescatado, se llama Remington Rose. Mejoramos mucho su vida y eso nos hizo querer ayudar a otros perros también.”

Así reaccionó la gente ante la adorable sesión de fotos