Si eres lo bastante valiente, todo y todos pueden convertirse en almohada. Y Edna es muy intrépida.

Este perro lleva yendo a la guardería desde que era cachorrita, y su rutina no ha cambiado. Edna corre y juega durante las primeras horas, y se cansa tanto que necesita una siesta para recargar las baterías. Así que empieza buscar un lugar cómodo para dormir durante el tiempo que queda. Sin embargo, como hay tantos perros buscando lo mismo, puede ser difícil, así que Edna se adapta. Y cuando quiere su siesta, elige al perro más peludo y blandito de la guardería y lo usa como almohada.

Más información en: Instagram

Image credits: brigottfried

Image credits: brigottfried

“Todos los perros parecen disfrutar de su compañía, ahí acurrucada” contó a The Dodo una de sus dueñas, Brianna Gottfried. “Hasta los pequeños perros salchicha.”

Image credits: brigottfried

Image credits: brigottfried

Naturalmente, cuando Edna era muy pequeña, le era más fácil dormirse sobre otros perros. Pero aunque ahora sea más grande, se niega a dejar de hacerlo. Y lo mejor es que a sus compañeros de guardería no parece molestarles en absoluto.

Image credits: brigottfried

Image credits: brigottfried

Cuando Brianna va a la guardería a recoger a Edna para llevarla a casa, a menudo se la encuentra dormida con otro perro. “Cuando toca llevarla a casa, siempre tengo que despegarla de otro perro.”

Image credits: brigottfried

Image credits: brigottfried

Image credits: brigottfried

Image credits: brigottfried

Image credits: brigottfried

Obviamente, es una delicia jugar con Edna, y todos sus amigos disfrutan tanto de su compañía que siempre están deseando ayudarla para pasar más tiempo juntos. Si eso no es amistad, no sabemos lo que es.

Image credits: brigottfried

Image credits: brigottfried

Image credits: brigottfried

A la gente le encantó Edna