Jonás le pidió a Dios que le rescatara de la barriga de una ballena, donde probablemente no estaba muy cómodo. Aunque si viera una de estas sillas y le dijeran que se sentara en la boca, seguro que no se quejaría. Diseñadas por Porky Hefer en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, sus sillas tienen la apariencia de diversos animales y fueron exhibidas recientemente en Design Miami 2014. El nombre de este proyecto es “Monstera Deliciosa”.

Hefer se preparó con un maestro tejedor local, Ismael Bey, para revivir este arte casi desaparecido. “Ismael ha enseñado a tejer en la Sociedad para Invidentes de Ciudad del Cabo, donde se han producido muchos de mis diseños,” escribe Hefer. “De esta forma, uso conocimiento tradicional y la habilidad de tejer, y lo utilizo en formas no tradicionales, haciéndolas más relevantes.”

Más información en: animal-farm.co.cz (via: demilkedlostateminor)