Los pájaros vuelan, al menos la mayoría de ellos. Pero para ello tienen que mover las alas, obviamente. Pero a veces la naturaleza hace cosas raras cuando cree que no estamos mirando. Una cámara de seguridad captó a este curioso pájaro en vídeo, y ha sido visto más de 350.000 veces después de que un youtuber llamado Ginger Beards lo subiera a internet.

¿Cómo lo hizo el gorrioncillo? Muy sencillo: ocurrió que sus alas se sincronizaron perfectamente con la frecuencia de cuadro de la cámara, creando la extraña ilusión óptica que ves ante ti. No es la 1ª vez que esto ocurre, pero no habíamos visto ningún animal asta ahora que demostrara esta curiosidad tecnológica. Eso o sin querer hemos presenciado un fallo en Matrix. ¿Tú qué opinas?

Más información en: YouTube