ADVERTISEMENT

Por mucho que nos esforcemos, algunas situaciones incómodas están destinadas a suceder. Ya sea subirse al coche equivocado o encontrarse en una situación delicada en la que no deberíamos estar, estas situaciones nos ocurren a todos y cada uno de nosotros. A pesar de que, muy a menudo, encuentran la manera de volver a nuestra mente y hacer que nos estremezcamos, estas situaciones suelen ser también muy divertidas de recordar después de un tiempo. Teniendo en cuenta esto, el usuario de Reddit YeastyMug preguntó en línea “¿Cuál es la situación más incómoda en la que han estado?”. La pregunta, que recibió casi 24.000 votos, animó a los usuarios de Reddit a compartir situaciones incómodas y a veces graciosas en las que se habían encontrado. 

Desde confusiones involuntarias hasta bromas que salieron mal, los internautas recuerdan varios casos que les hicieron sentir vergüenza. ¿Cómo se sentirían si decidieran entablar una conversación con una persona y preguntaran ‘¿Cuál es tu color favorito?’ y que te dijera que es ciega, o si tuvieran que presenciar cómo dos amigos descubren que están saliendo con la misma persona? No se olviden de pasar por los comentarios y contarnos sus opiniones y anécdotas sobre una situación muy incómoda que hayan vivido. 

Más información: Reddit

ADVERTISEMENT

#1

20 Historias que lograrán que te estremezcas de la vergüenza ajena Hice servicio comunitario con un grupo de jóvenes cuando tenía unos 10-11 años. Para Navidad, compramos y envolvimos un montón de regalos para llevar a una residencia de ancianos. Tomé un regalo y me acerqué a uno de los ancianos. Me hinché de orgullo, esperando beberme el gran vaso de “gracias” que me iban a servir. El señor abrió la caja, que contenía un par de zapatillas muy bonitas y las miró por un momento:
“¿Qué demonios se supone que tengo que hacer con esto?”.
“Te las pones en los pies”, exclamé con alegría.
“No he tenido pies desde Vietnam”.

dbj989 Reportar

ADVERTISEMENT

Somos muy conscientes de que es prácticamente inevitable no pasar por una situación vergonzosa. Todos alguna vez en la vida vivimos un momento donde quisimos que la tierra nos tragara. 

Para que las sensaciones malas no se adueñen de nuestro cuerpo en estas situaciones y podamos reaccionar de manera rápida, lo importante es enfocarse en seguir adelante y poner la atención en otra cosa. Esto se puede lograr con una simple disculpa y con entablar una conversación como si no hubiera pasado absolutamente nada. 

Mientras más importancia le demos a lo ocurrido, será mucho más complicado poder salir de allí. 

ADVERTISEMENT

Según un estudio: “La clave para lidiar con el miedo abrumador de sentirse humillado o avergonzado en público puede estar en la perspectiva que tomemos”.

#2

20 Historias que lograrán que te estremezcas de la vergüenza ajena Ya había publicado en este hilo pero me he acordado de algo aún peor.
Cuando estaba en segundo de primaria, a mi hermano y a mí siempre nos pasaba a buscar mi padre cuando salíamos del colegio. Teníamos una furgoneta verde con una raya roja al costado.
Mi hermano me agarró de la mano y me llevó hasta el coche. Abrió la puerta, nos sentamos, me abrochó el cinturón y dijo: “¿Podemos ir a McDonalds de camino a casa?”.
Ambos levantamos la vista y vimos a dos adultos mayores sentados en los asientos delanteros que OBVIAMENTE no eran de nuestra familia. Nos miraron fijamente y nosotros a ellos. En mi pequeño cerebro llevábamos mirándonos al menos diez minutos.
Mi hermano me desabrochó el cinturón, se desabrochó el suyo, nos bajamos y nos fuimos. No dijimos absolutamente nada.
A partir de ese momento, siempre mirábamos quién estaba dentro de los coches antes de subir.

nessabessa34 Reportar

Add photo comments
PUBLICAR
ADVERTISEMENT
#3

20 Historias que lograrán que te estremezcas de la vergüenza ajena Estaba sentado en una clase y el chico que estaba al lado mío se tiró un pedo y le dije “Salud”, como si hubiera sido un estornudo.

Maphuu Reportar

Al tener en mente que las situaciones vergonzosas son algo totalmente normal y que le pasa a todo el mundo –y varias veces en la vida– está bien tomarlas con humor. 

Aunque en ese momento quieran desaparecer, siempre pueden pasar a ser una de las anécdotas favoritas para contar en las reuniones con amigos, tal y como hicieron en este otro hilo de Reddit.

ADVERTISEMENT

Compartir anécdotas vergonzosas con la gente puede sacar muchas sonrisas y crear momentos muy divertidos.

#4

20 Historias que lograrán que te estremezcas de la vergüenza ajena Soy una persona que nunca se siente incómoda y no se avergüenza, pero este momento me afectó. Estaba haciendo la orientación para mi universidad. Quería conocer al decano de mi departamento y causar una buena impresión. Entré a su despacho y él estaba agachado detrás de su escritorio buscando algo. Me presenté y extendí la mano para saludarlo. Se sentó y vi que no tenía brazos. Lo miré, me miró la mano y empecé a temblar. Sentí como si mi mano hubiera estado ahí extendida por una eternidad e hice lo único que se me ocurrió hacer. Me pasé la mano por el pelo e intenté disimular. No dijo nada y se limitó a hablar conmigo, pero sentí que me iba a morir de la vergüenza.

Cannabilistichokie Reportar

ADVERTISEMENT
#5

20 Historias que lograrán que te estremezcas de la vergüenza ajena Fui al funeral de un familiar de mi marido. Al entrar, una empleada de la funeraria me preguntó cuándo iba a dar a luz. Yo no estaba embarazada, pero soy gorda y llevaba un abrigo de corte imperio, así que no me ofendí. Mientras firmaba el libro de visitas, se lo dije e intenté calmar la situación con una broma sobre quemar el abrigo más tarde.
Pero ella no paró, seguía intentando disculparse y explicarme las cosas, y yo solo quería salir corriendo. Luego me quedé encerrada con ella en una habitación pequeña durante dos horas.

two__sheds Reportar

Add photo comments
PUBLICAR

Luego de terminar con esta lista, los invitamos a que pasen por la sección de comentarios y se sientan libres de contarnos sus propias experiencias vergonzosas. ¡También pueden compartir con nosotros cuál fue la historia que más los hizo reír o cuál de ellas fue la que los hizo sentir vergüenza ajena!

#6

20 Historias que lograrán que te estremezcas de la vergüenza ajena Mi familia no es muy religiosa pero cuando yo tenía 13 años, decidieron ir a la sinagoga en Purim por alguna razón. Durante la celebración, en un momento leen el Libro de Ester, que cuenta que Ester fue a ver al rey cuando estaba sentado en su trono, en la sala del trono, y cuando él la vio, se levantó y extendió el cetro de oro.
Cuando el rabino llegó a contar esa parte, mi cerebro de trece años se imaginó a Ester yendo a ver al rey mientras él estaba sentado en el trono, y me empecé a reír. Nadie más se rio. En lugar de eso, todo el mundo se giró para mirarme y tuve que explicarle a toda la sala lo que había pensado.
Ahora celebramos Purim en la comodidad de la casa de mis padres.

punkterminator Reportar

Add photo comments
PUBLICAR
#7

20 Historias que lograrán que te estremezcas de la vergüenza ajena Esto fue cuando tuve mi primera cita en la secundaria. Estaba enamoradísimo de una chica, me parecía genial y me encantaba su arte, y no podía creer que me había dicho que sí. Fuimos al zoológico porque era gratis y éramos adolescentes sin dinero y la pasamos genial. Fuimos a comer algo antes de volver a casa.
Nuestros trenes iban en direcciones opuestas y las entradas estaban una en frente de la otra, así que caminé con ella hasta la estación para despedirme. Cerré los ojos y me incliné torpemente para darle un beso de despedida, y ella se acercó más para abrazarme. Terminé dándole un cabezazo en la cara y empezó a sangrarle la nariz. Estaba tan avergonzado que no sabía qué decir, así que me limité a preguntarle: “¿Estás bien?”. Ella respondió: “Creo que sí”. Como seguía sin saber qué hacer, le dije: “Bueno, adiós”, y crucé la calle corriendo para tomar el tren.
Fue tan dolorosamente incómodo y vergonzoso que la evité durante varias semanas.

-eDgAR- Reportar

Add photo comments
PUBLICAR
#8

20 Historias que lograrán que te estremezcas de la vergüenza ajena Cuando era niño, estábamos de vacaciones y decidimos ir a una iglesia. Mientras estábamos allí, me pareció que sería divertido si le daba una bofetada a mi padre con las dos manos. Así que corrí a toda velocidad para maximizar el impacto. Terminé abofeteando a un extraño que también estaba caminando junto a una mujer con un cochecito, lo que me hizo pensar que era mi padre. El hecho de que mis padres también lo hayan visto lo hizo aún peor.
Edito para aclarar: Ya que la gente está preguntando qué pasó después, mis padres se rieron de mí, lo que hizo que el chico se riera también y luego nos fuimos de la iglesia, creo.

beach-or-bitch Reportar

Add photo comments
PUBLICAR
ADVERTISEMENT
#9

20 Historias que lograrán que te estremezcas de la vergüenza ajena La falda se me enganchó en el banco de cemento del trabajo y se me bajó cuando quise levantarme. Terminé mostrándole el trasero a un grupo de compañeros. Todos se quedaron de pie intentando no reírse mientras yo intentaba recuperar mi dignidad.
Mal día para no usar ropa interior.

Sunainia Reportar

Add photo comments
PUBLICAR
yaiza_23_ avatar
Daniela Cabrera Becker
Miembro de la comunidad
Hace 1 año DotsCreated by potrace 1.15, written by Peter Selinger 2001-2017

Jo, qué incómodo no llevar ropa interior y encima con falda, eso sí, qué fresquito!

#10

20 Historias que lograrán que te estremezcas de la vergüenza ajena “¿Están saliendo?”. Él dijo que sí al mismo tiempo que yo dije que no, a lo que su amigo le dijo: “Te dije que no se lo habías preguntado con claridad”.

selcouth_devotee Reportar

Add photo comments
PUBLICAR
#11

20 Historias que lograrán que te estremezcas de la vergüenza ajena Mi suegra de 79 años con Alzheimer nos contó que la noche anterior había tenido relaciones sexuales con una persona de su residencia. (Ella había mantenido el celibato por 20 años hasta entonces. Eso creemos).

renoCow Reportar

Add photo comments
PUBLICAR
srllamas avatar
Sr Llamas
Miembro de la comunidad
Hace 1 año DotsCreated by potrace 1.15, written by Peter Selinger 2001-2017

Con lo que tiene la pobre si se lleva una alegría ella y el contrario pues genial.

Ver Más Respuestas…
Ver más comentariosArrow down menu
#12

20 Historias que lograrán que te estremezcas de la vergüenza ajena No sé si esto es realmente lo más incómodo, pero sí que definitivamente fue incómodo. Hace unos años visité una antigua iglesia de mi padre biológico en Mississippi y hablé un momento con un antiguo predicador. Un detalle importante para esta historia es que mi padre murió cuando yo tenía siete años, es decir, hace bastante tiempo.

Mi abuela le dijo al predicador quién era yo: “¡Ella es la hija del padre Pomelo!”.
El predicador: “¡Ahh! ¡El señor Pomelo! ¡Salúdalo de mi parte!”.
Yo: “¡Por supuesto!”.

La cara de mi abuela no tenía precio. Estuvimos de acuerdo en que el predicador se sentiría muy mal cuando descubriera que mi padre había muerto.

anon Reportar

Add photo comments
PUBLICAR
También en Bored Panda
#13

20 Historias que lograrán que te estremezcas de la vergüenza ajena Tenía un restaurante y me tocó una empleada con problemas de salud mental. Tenía graves problemas de ansiedad y no soportaba la presión de trabajar en un restaurante. Se largaba a llorar por cualquier error si sentía que había cometido demasiados. Fue una desgracia, y yo no era capaz de entrenar a alguien así.
Un día, durante el descanso, los cocineros estaban hablando de sus ex compañeros de trabajo. Abrí mi boca y dije: “¿Quién era la que lloraba cada vez que metía la pata?”.
Ella estaba a medio metro y respondió: “Yo…”.


anon Reportar

#14

20 Historias que lograrán que te estremezcas de la vergüenza ajena Cuando era niño abracé a un hombre cualquiera porque creí que era mi padre. Y lo que fue aún mejor es que el hijo de este tipo estaba de pie junto a él.

uniQxPhoenix Reportar

Add photo comments
PUBLICAR
#15

20 Historias que lograrán que te estremezcas de la vergüenza ajena Esto pasó hace varios años. Estaba en casa de los padres de mi novio por el cumpleaños de su padre. Yo soy bastante torpe y a mi novio le gusta bromear, así que se acercó a su padre y le dijo que yo tenía un regalo para él. Su padre se giró hacia mí y dijo: “¡Bueno genial! Vamos a verlo”. No tenía ningún regalo para él. Todavía me avergüenzo cuando pienso que tuve que decirle que en realidad no había llevado ningún regalo.

QuestionableStatic Reportar

Add photo comments
PUBLICAR
#16

20 Historias que lograrán que te estremezcas de la vergüenza ajena Bueno, unos amigos y yo estábamos en un restaurante. Uno de ellos nos estaba contando sobre esta chica nueva con la que estaba saliendo hacía unos días. Otro amigo empezó a hablarnos sobre una chica con la que había estado la noche anterior.
La conversación duró un minuto y finalmente alguien preguntó el nombre de la chica con la que había estado mi amigo y resultó que era la misma chica con la que mi otro amigo había empezado a salir.
Con mucho esfuerzo evitamos la pelea y los convencimos de que era mejor que se enteraran ahora que ella era una zorra y no más adelante. Sin embargo, mis dos amigos ya no se hablan.

Fething-Idiot Reportar

Add photo comments
PUBLICAR
#17

20 Historias que lograrán que te estremezcas de la vergüenza ajena Mi ex mujer salió del armario como lesbiana y nos divorciamos. Años más tarde, fui a su boda, en la cual se casó con su ahora esposa, que era una de mis ex novias.

pinkbubblegum4 Reportar

#18

20 Historias que lograrán que te estremezcas de la vergüenza ajena Inesperadamente, terminé en el coche con los padres de mi novio, que se dirigían a firmar los papeles de su divorcio.

NoPastaNada Reportar

Add photo comments
PUBLICAR
#19

20 Historias que lograrán que te estremezcas de la vergüenza ajena Cuando estaba en la universidad me hice amigo de una chica de mi clase de sociología. Una vez me trajo una foto de su novio para mostrarme cómo era (esto fue antes de que Facebook fuera masivamente popular). Le pregunté quién era el chico que estaba al lado de su novio en la foto y me contestó: “Era yo”. Me mortifiqué.

smunners Reportar

#20

20 Historias que lograrán que te estremezcas de la vergüenza ajena Cuando tenía 13 o 14 años, el chico que me gustaba me llevó a un parque para hablar y conocernos. Nos sentamos bajo unos árboles y todo iba bastante bien, hasta que noté que un pájaro había *defecado* en mi cabeza mientras hablábamos. Tuve que volver a casa para lavarme el pelo varias veces.

anon Reportar

Add photo comments
PUBLICAR