Algunos la llaman la pastelera del infierno, otros creen que es diabólica, pero desde luego Sarah Hardy tiene mucho talento. Esta pastelera británica crea las tartas y bombones más raros, extravagantes y gore que hayas visto. ¿Quieres tus dulces parezcan un cerebro, o un corazón de cerdo? Solo tienes que llamar a Sarah. “Me encanta lo que hago. Puedo ser curiosa y crear cosas intrigantes a partir de chocolate, y eso me hace feliz. Consigo crear cosas que parecen otras nada deliciosas… pero luego son deliciosas. Es algo genia,” escribe Sarah en su página oficial, The Edible Museum.

Aunque Sarah ya es conocida por todos aquellos fans de la repostería, se ha vuelto viral hace poco por su tarta de pavo crudo. Tiene un aspecto tan asqueroso como suena, pero es una pasada. “Solía ser escultora, y cuando tuve hijos, ya no pude trabajar como solía… y acabé esculpiendo tartas, porque con niños, hay fiestas de cumpleaños y me encantan las celebraciones.”

Más información en: The Edible Museum | Instagram | Receta

Esto no es un pavo de Acción de Gracias

Image credits: Charlie Floyd

Ya habrás imaginado que este pavo no es lo que parece. No es un ave cruda y desplumada, sino una tarta meticulosamente decorada, hecha con 4 capas de bizcocho esponja y cubierta de glaseado de crema de mantequilla, lo que le da ese color rosado tan realista. “Lo cierto es que llevo toda la vida haciendo cosas raras. Mis esculturas de adolescente tenían pelo saliendo de las vértebras, y pies bulbosos. Supongo que terminé así por frustración, ya que tuve que hacer tartas de boda, auténticas y apropiadas. Y empecé a añadir cosas, como pétalos pochos en las flores de azúcar o un insecto. No sé si las novias se darían cuenta…”

“Al final acabé harta de hacer tartas que se parecieran a lo que hacían otros importantes diseñadores, e hice algo que parecía un bodegón holandés, con caracoles. Me encantan los bodegones y los Memento mori. La belleza y la muerte juntas.”

Parece un pavo pero en realidad es una deliciosa tarta

Image credits: Charlie Floyd

“Cuando comprar una tarta o chocolate, suele ser para regalárselo a alguien, y les ofreces una experiencia, no solo un sabor, sino una sorpresa y cierta alegría. Pero la mayoría de ideas son de cosas que me encantan. Me interesa la historia natural, la anatomía, los artefactos históricos. Si me gusta y es genial, lo haré comestible,” dijo la pastelera a Art Insider.

Ha sido creado por Sarah Hardy, una pastelera de Reino Unido que crea los proyectos de repostería más extravagantes

Image credits: Charlie Floyd

La tarta no solo parece increíble, en realidad es muy difícil de hacer, comprensiblemente. El proceso puede llevar días y un encargo puede costar más de 600$. “Me encanta que me llamen genio. Pero no es verdad, solo tengo ideas raras  y estoy preparada para intentarlo hasta conseguir el efecto que quiero. Mucha gente no entiende por qué nadie querría crear nada que pareciera un pavo crudo… admito que no es para todo el mundo.”

Uno de ellos es esta tarta que parece un pavo crudo

Image credits: Charlie Floyd

Para dar la impresión de que había sido desplumado, Sarah hizo diminutos puntitos de mazapán que puso por toda la tarta. El toque final fue ponerle una cuerda alrededor de las patas y pintar algunos detalles con tinte alimentario. Antes de servirlo, se añade sirope para que parezca reluciente. Y si quieres hacer esta tarta, aquí tienes un enlace al tutorial y también un video.

Este es el aspecto de la tarta – pavo en acción

 

View this post on Instagram

 

A post shared by The Edible Museum (@theediblemuseum) on

Image credits: theediblemuseum

Las opiniones de la gente sobre la tarta fueron tajantes