Al menos en Norteamérica, hay anuncios por doquier sobre las pruebas de ADN, jugando con la curiosidad natural de la gente sobre sí mismos y conectando a la familia. Pero este conocimiento puede convertirse en una maldición, ya que pueden aparecer… cosas inesperadas capaces de romper familias. Hay secretos que se guardan por una buena razón.

Image credits: Steve Garfield

Esta historia, compartida en el subreddit TIFU, es el ejemplo perfecto de por qué regalar kits de ADN a tu familia es probablemente una idea terrible. El 99% de las veces lo más asombroso que vas a encontrar es que tienes algún ancestro lituano, pero… ¿Y si descubres algo que se supone que no tienes que descubrir? Hay un momento y un lugar para todo, y seguramente que mientras celebráis la Navidad no lo es.

Esta vez hubo un final feliz para esta familia, pero que sirva de aviso sobre lo que puede pasar. Y si quieres hacerte un test de ADN, háztelo, pero deja a tu familia fuera y regálales unos calcetines.

Así reaccionó la gente ante esta historia, algunos compartiendo su propia experiencia