El código de vestimenta en las oficinas se ha convertido en un tema candente en los últimos años, sobre todo cuando las altas temperaturas dificultan vestir según qué ropa. Joey Barge, empleado en una centralita de llamadas en Buckinghamshire, Reino Unido, se enfrentó al código de la compañía cuando le mandaron a casa por llevar pantalones cortos un día en el que estaban a 30º C. Como rebelión, hizo caso al consejo de un amigo en Twitter y volvió con un vestido.

“Te veo pronto, Twitter. Me van a mandar a casa,” publicó junto a una foto suya con un vestido rosa. Pero sorprendentemente le permitieron quedarse en el trabajo tras cambiarse, sin duda beneficiándose de las estrictas leyes británicas que prohiben a las compañías discriminar a los empleados por su sexualidad o identidad de género. Su jefe debió temerse encontrar de repente a todos sus empleados con vestido en solidaridad con Joey, así que rápidamente envió un mensaje en el que explicaba que el código de vestimenta se ampliaba temporalmente. Toda una victoria para Joey, aunque el vestido le quedaba muy bien.

Aquí debajo puedes seguir toda la historia, dinos qué te parece en los comentarios.

En Reino Unido están alcanzando los 30ºC estos días y es muy duro para quienes trabajan en oficinas

Joey Barge, de 20 años, trabaja en una centralita, y decidió poner aprueba el código de vestimenta de su compañía para no pasar calor

Cuando no funcionó, un usuario de Twitter sugirió un modo de devolvérsela…

…Y Joey le hizo caso

Sin embargo, le permitieron quedarse, amparado por las leyes antidiscriminatorias de expresión de género

Su jefe, probablemente temiéndose lo peor, hizo unos rápidos ajustes al código de vestimenta tras ver a Joey

(Debido a las extremadamente altas temperaturas actuales, hemos acordado que estará permitido para los caballeros de la oficina vestir pantalones cortos 3/4. Deben ser […] y no de colores brillantes: solo negro, azul marino o beige. Por favor, hacedme saber si tenéis preguntas sobre este o cualquier otro aspecto del código de vestimenta. Gracias)

“Vale, pero este soy yo en la oficina con vestido,” escribió en Twitter, presumiendo de su nuevo estilo

Las reacciones en internet comenzaron a aparecer, con gente alabándole…

…Y otros afirmando que era una actitud inmadura

¿Qué opinas de la solución de Joey? ¿Fue genial o poco profesional? Dínoslo en los comentarios.