“Un caballo vistiendo un traje” puede sonar como el principio de un chiste, pero en este caso es realidad. Los corredores de apuestas de William Hill fueron los que encargaron el primer traje de tweed del mundo para el animal, para conmemorar el festival de Cheltenham de 2016, en el que se realizan carreras de caballos y tiene lugar en Inglaterra. Lo que lo hace aún más fascinante es que la prenda fue confeccionada por Emma Sandham-King, antigua aprendiz de Alexander McQueen.

Más información en: Youtube

Un equipo de diseñadores pasó 4 semanas creando el traje para Morestead, un caballo veterano de las carreras

Se necesitaron unos 18 metros de tweed, unas 10 veces más del equivalente para un traje humano

Morestead presentó su traje acompañado por el campeón jockey Sir Tony McCoy

Está elegantísimo, ¿no créeis?

En este vídeo puedes ver en acción a este modelo de cuatro patas: