Cada año, miles de personas son víctimas del tráfico de personas, en sus propios países y en el extranjero. Uno de los motivos de estos crímenes horrendos es obligar a la víctima a casarse. Se estima que en 2016 había unos 15,4 millones de personas en matrimonios forzados, y el 88% de ellos eran mujeres y niñas. Aunque cuesta calcular el nº exacto, porque muchos casos no se denuncian, y el problema podría ser aún mayor.

Pero la ONG británica “Karma Nirvana” apoya a las víctimas de malos tratos y matrimonios forzosos, y se les ha ocurrido una forma de alertar a las autoridades si estás en peligro. Lo llaman la “técnica de la cuchara metálica” y se refiere a esconder una cuchara en la ropa interior para que salten los detectores de metal de los aeropuertos. Como resultado, se llevan a la víctima aparte para cachearla, lo que les permite dar la alarma de una forma segura y privada.

Más información en: KarmaNirvana.org.uk | Facebook | Instagram | Twitter

Esconder una cuchara de metal en la ropa interior disparará los detectores del aeropuerto y mostrará a las autoridades que la víctima está en peligro

Image credits: Andrew Pilloud (not the actual photo)

Anup Magnota es gerente de operaciones en Karma Nirvana, una ONG en Leeds, Reino Unido, que fue a quienes se les ocurrió este truco. Anup cuenta que la idea se le ocurrió a una de sus telefonistas, porque a una víctima le preocupaba que la fueran a llevar al extranjero para obligarla a casarse.

“La telefonista reaccionó instintivamente y le dijo que pusiera una cuchara en su ropa interior, así mientras pasaba el control de seguridad en el aeropuerto, tendría la oportunidad de hablar con alguien en privado y explicar que no quería abandonar el país para que le obligaran a casarse.”

Anup avisó que el truco de la cuchara es la última medida a la que recurrir para evitar que la víctima abandone el país “ya que intentamos trabajar en asegurarnos de que una víctima sale de esa situación abusiva antes de llegar a eso.”

El truco de la cuchara metálica llamó la atención en redes sociales después de que alguien lo compartiera en un hilo de twitter

El confinamiento ha sido un periodo difícil para muchas de las víctimas con las que trabaja Karma Nirvana. “Sus maltratadores las vigilan constantemente y a menudo son sus padres o su pareja. Nos contactan via email, ya que es una forma más segura de buscar ayuda.”

Por fortuna, estas circunstancias no han evitado que muchas víctimas les llamen por teléfono para pedir ayuda. “Nos han conseguido llamar y pedir ayuda al salir a pasear o cuando el maltratador está fuera de casa. En Reino Unido, las víctimas también pueden marcar el 55 al hablar con la policía para alertar que son víctimas de violencia doméstica. Esto disparará una respuesta para llevarse de allí a la víctima de forma segura.”

Otras personas se unieron al hilo:

La línea de ayuda de Karma Nirvana lleva funcionando desde 2008 y la organización se creó en 1993. Aunque es difícil dar un nº, desde que crearon la línea han tenido más de 100000 contactos.

“En el confinamiento, desde el 23 de Marzo, hemos apoyado a 1371 personas en Reino Unido que sufren malos tratos por crímenes de honor, se arriesgan a matrimonios forzados o violencia doméstica.”

La idea surgió de esta ONG británica que apoya a víctimas de malos tratos y matrimonios forzados

Image credits: karmanirvana

Anup dice que nunca toman decisiones por la víctima, pero le proporcionan opciones y la defienden en su nombre, ya que algunas no tienen confianza o tienen problemas con el idioma.

“Un caso nunca está cerrado, y nuestro servicio siempre está abierto sin importar en qué punto del camino esté la víctima. A veces solo quieren hablar con alguien porque necesitan apoyo emocional, algo que ha aumentado mucho durante el confinamiento.”

Y sobre todo, Karma Nirvana trabaja para asegurarse de que se escuche y se crea a la víctima, ya que a menudo son la 1ª agencia que valida lo que sufren las víctimas.

Y esto es lo que comentó la gente: