Son tiempos difíciles para ser padres. Las tiendas ponen su decoración navideña y los niños lo quieren ver todo. Sobre todo la sección de juguetes. Quieren sus regalos y los quieren ya.

Así que, una madre harta de las rabietas en medio de la tienda, decidió ponerles fin, y encontró un modo ingenioso de conseguirlo. Kristina Watts, de Washington, encontró un truco sencillo pero genial. Hacer fotos a todo lo que sus hijos querían.

Más información en: Facebook | Instagram

Esta madre de 3 hijos cuenta que todo comenzó el año pasado: “Nuestra ciudad fue golpeada por el huracán Michael, de categoría 5, y fue devastador. Queríamos encontrar un modo de conseguir regalos navideños para la escuela, y normalmente ayuda la iglesia, pero tras el huracán todos tenían dificultades. Así que hice una lista en Amazon para los 500 niños, me puse a emitir en Facebook y pedí ayuda a mis amigos. En días, teníamos la casa llena de juguetes de todo EEUU. Luego añadimos otro colegio, y pronto tuvimos nuestro propio camión de correos repartiendo juguetes durante una semana.”

“Teníamos 45000$ en juguetes en casa, y los niños nos ayudaban a sacarlos de las cajas y organizarlos. Por supùesto, con 2 años, quieres todos los juguetes que hay en tu propia casa, para ellos era como tener la juguetería en el hogar. Emmie quería abrirlos y jugar con todo, y no entendía que no eran para ella. Tenía 2 años, claro.”

“Así que comencé a hacer fotos con ella de los que le gustaban, y le dije que quizá podría tenerlos también. Funcionó, dejó de intentar sacar todo de las cajas. Lo traía, hacía una foto y lo volvía a poner en su sitio.”

“Terminamos distribuyendo un juguete y un patinete a cada niño del primer colegio, y un juguete a cada niño del 2º colegio. Unos 1100 niños en total. Fue una locura, pero así es como empezamos a hacerlo.”

Kristina cree que el truco funciona tan bien porque el niño se siente visto y validado. “Como si les estuvieras escuchando y emocionándote con ellos. No le estoy prometiendo a Emmie todos estos juguetes, ni los recibe todos. Solo es esperanza y alegría. Es la versión moderna de señalar los juguetes en el catálogo. Nunca creímos que los conseguiríamos todos, pero es divertido soñar y ver que tus padres te hacen caso.”

“Mucha gente me ha criticado por no decirle que no, sin más. Creedme, mis hijos escuchan mucho la palabra NO. Esto es solo algo rápido y divertido que puse una noche en Facebook. No intento ser un gurú de la crianza, no soy una madre perfecta. Solo soy otra madre haciendo las compras de Navidad e intentando que sean más sencillas y divertidas. Intento hacerlo lo mejor que puedo y criar seres humanos decentes. Este truco es solo otra forma de prevenir rabietas y seguir adelante. Además, Emmie sale monísima en todas las fotos.”

Esto es lo que dijo la gente sobre el truco de Kristina