Antes de que los bebés aprendan a hablar una lengua concreta, balbucean y gorjean, jugando con los sonidos. Eso es lo que se llama “idioma de bebés”, similar en todo el mundo, y los pequeños no tardan en dominarlo. 

Por supuesto que depende de la situación pero, según los expertos, la mayoría de los bebés pueden decir unas pocas palabras simples, tales como “mamá” y “papá” cerca de su primer cumpleaños. Además, ¡saben lo que están diciendo! Para cuando tienen 3 años, los bebés expanden su vocabulario rápidamente, y los juegos “de mentira” incentivan el entendimiento del lenguaje simbólico y abstracto como “ahora”, sentimientos como “tristeza” y conceptos sobre el espacio como “adentro”. También aprenden a aterrorizar a sus padres.

Cuando Dan Schreiber compartió algo particularmente espeluznante que su hijo le contó, las madres y los padres rápidamente se sumaron a su tuit, que se terminó convirtiendo en un hilo extrañamente gracioso, lleno de frases y conceptos que creerías que solo existen en las películas de terror. ¡Aquí tienen algunos de los mejores!

#1

30 Parents Share How Their Kids Casually Dropped Some Creepy Sentences That Sent Chills Down Their Spines

treacadelic Reportar

#2

30 Parents Share How Their Kids Casually Dropped Some Creepy Sentences That Sent Chills Down Their Spines

ClaireElliott2 Reportar

Antes editora y ahora a cargo de un blog sobre crianza, Talya Stone, la mujer que dirige Motherhood: The Real Deal y 40 Now What, le contó a Bored Panda que hay una cantidad de razones por las que los padres pueden incentivar y enseñar a sus hijos a hablar. “Un buen lugar para empezar es hacerles preguntas con respuestas abiertas y estar allí para escuchar las respuestas”, dijo Stone.

“Los niños suelen quedarse callados y fingir que no hay nada dando vueltas en sus mentes, pero los padres pueden apoyarlos para que se abran al preguntarles qué, quién, dónde y por qué. Imagina que eres un presentador de televisión que está entrevistándolos, ¡si es que eso es de ayuda! Escucharlos activamente puede ayudar también, ya que al reflejar o repetir lo que el niño está diciendo y lo que puede que esté sintiendo, te asegurarás de que lo entiendes, en especial cuando hacen alguna declaración extraña, ¡como las que incluimos en este artículo!”.

#3

30 Parents Share How Their Kids Casually Dropped Some Creepy Sentences That Sent Chills Down Their Spines

max_ruthless Reportar

Ani Ani
Miembro de la comunidad
Hace 1 mes

que bonito

#4

30 Parents Share How Their Kids Casually Dropped Some Creepy Sentences That Sent Chills Down Their Spines

ThePiePatch Reportar

Pero, independientemente de si los niños asustan a sus padres o los hacen reír, las personas fuera del círculo familiar pueden tener un poco de dificultad para entender a estos pequeños poetas sin una traducción de mamá y papá. 

“Creo que nosotros (los padres) entendemos lo que nuestros hijos dicen porque compartimos una conexión profunda; ellos son un poco parte de nosotros. También tenemos un interés genuino en entenderlos y estar de su lado; son nuestros hijos, después de todo. Además, los padres tenemos la capacidad de seguirles la corriente a nuestros hijos, lo que para un extraño puede parecer como que sabemos lo que están diciendo (¡cuando en realidad no lo sabemos!)”, reveló Stone.

#5

30 Parents Share How Their Kids Casually Dropped Some Creepy Sentences That Sent Chills Down Their Spines

MorganVAB Reportar

#6

30 Parents Share How Their Kids Casually Dropped Some Creepy Sentences That Sent Chills Down Their Spines

KWindness Reportar

Al igual que en estas imágenes, Talya Stone remarcó que los niños dicen todo tipo de cosas extrañas, muchas de las cuales puede que no sean verdad.

“Puede que los niños intenten experimentar con las palabras, frases e ideas. Así que si un niño te dice algo espeluznante, intenta no tomarlo muy en serio, pero al mismo tiempo es importante no burlarse de ellos y escucharlos”, dijo. 

De hecho, no deberías criticar sus palabras equivocadas. En su lugar, ayudalos de la manera apropiada, por ejemplo, si un bebé señala a un gato y dice: “¡Ga!”, tienes que decir: “Sí, es un gato”. Para más tips sobre cómo ayudar a tu cielito a hablar, mira esta página.

#7

30 Parents Share How Their Kids Casually Dropped Some Creepy Sentences That Sent Chills Down Their Spines

Bluemoonbud Reportar

#8

30 Parents Share How Their Kids Casually Dropped Some Creepy Sentences That Sent Chills Down Their Spines

KLWalpole14 Reportar

#9

30 Parents Share How Their Kids Casually Dropped Some Creepy Sentences That Sent Chills Down Their Spines

NinjaHels Reportar

#10

30 Parents Share How Their Kids Casually Dropped Some Creepy Sentences That Sent Chills Down Their Spines

lizkybusiness Reportar

#11

30 Parents Share How Their Kids Casually Dropped Some Creepy Sentences That Sent Chills Down Their Spines

mitch_r23 Reportar

#12

30 Parents Share How Their Kids Casually Dropped Some Creepy Sentences That Sent Chills Down Their Spines

tracy_coldwell Reportar

#13

30 Parents Share How Their Kids Casually Dropped Some Creepy Sentences That Sent Chills Down Their Spines

Oi_you_blondie Reportar

See Also on Bored Panda
#14

30 Parents Share How Their Kids Casually Dropped Some Creepy Sentences That Sent Chills Down Their Spines

Callymac Reportar

See Also on Bored Panda
#15

30 Parents Share How Their Kids Casually Dropped Some Creepy Sentences That Sent Chills Down Their Spines

Redheadirish33 Reportar