Cuando te compras una casa nueva, no todo es tan divertido como decorarla. También conoces a los nuevos vecinos, rezando por que no sean fanáticos de las armas o estudiantes bebedores. Cuando Cat y su esposa se compraron una casa de vacaciones, no conocían a ninguno de los residentes de la zona. Sin embargo, pronto se encontraron con los señores Amables que vivían al lado suyo, y todo se salió de madre.

“Básicamente, me produce inquietud, y ahora tengo que meterme en esta carrera de amabilidad,” describe Cat a sus nuevos conocidos. “Ya voy muy por detrás.” Aquí debajo puedes leer sobre esta divertida competición para ver cuál de los vecinos es mejor. ¡Dinos qué te parece en los comentarios!

Más información en: tumblr

Cuando Cat y su esposa se compraron una casa de vacaciones, conocieron a sus vecinos gays

La gente se sintió identificada con la experiencia de formas divertidas