¿Nunca has querido hacer llorar a una criatura mitológica? Porque no hay nada más bonito (y sádico) que ver a un unicornio llorando lágrimas de colores, y es la decoración perfecta para aquellos que son fans de algo tan inusual como los unicornios.

Esta vela llorona dará un toque mágico, aunque algo terrorífico, a cualquier habitación de tu casa. Solo hay que encender la punta de su cuerno espiral y la majestuosa bestia romperá a llorar lágrimas de cera colorida de sus cuencas oculares vacías, dejando un rastro de color que goteará por su cuerpo.

Está hecho de cerámica blanca, y el ornamento viene con 2 cuernos para que puedas hacerle llorar una y otra vez.

Más información en: firebox.com