Este vídeo lo realicé cuando vivía en Chengdu (suroeste de China), al poco tiempo de comenzar mis andaduras en YouTube. Y aunque por aquel entonces apenas sabía cómo grabar con una cámara, sigue siendo uno de mis trabajos favoritos, quizás por lo bien que me lo pasé viendo tantos pandas zampando bambú, echando la siesta y jugando con ese aire perezoso tan entrañable.

Mi intención inicial con este proyecto era la de ofrecer una especie de guía para aquellos interesados en visitar el Centro de Conservación de los Pandas Gigantes de Chengdu, seguramente el lugar más famoso del mundo para visitar a estos animales. Sin embargo, a la hora de editar el vídeo me sentí poseído por el espíritu de Félix Rodríguez de la Fuente y di rienda suelta a una narrativa que… en fin, juzgad por vosotros mismos.

Además de los achuchables bebés panda que muestro al final del vídeo, dentro encontraréis un montón de curiosidades, como su forma de comer y “descomer” o su programa de adopción por parte de grandes empresas/celebridades. Ah, y también podréis ver a los pandas rojos, una especie a menudo asociada a los pandas gigantes, aunque parece que no son parientes tan cercanos como se pensaba en un principio.

More info: historiasdechina.com